Nota de Tapa

Perversión imputable

El asesino de la bebe de 18 meses podría quedar en libertad amparado por la ley de minoridad. Un caso brutal que reabre la polémica de la edad mínima de imputabilidad. El debate que aguarda la sociedad en el congreso de la Nación. Las voces de especialistas jurídicos en la materia.

A principios de enero del corriente año, desde el Gobierno Nacional se abrió un fuerte debate al anunciarse la intención de bajar la imputabilidad de los menores de 16 a 14 años y si bien hay un consenso en introducir cambios en esta temática, se generaron, como es lógico, opiniones a favor y en contra del proyecto.

La propuesta fue anunciada por el Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, y uno de los datos que surgió casi inmediatamente es que la cantidad de adolescentes de 14 y 15 años que cometen delitos graves es ínfima.

Entre las voces que se alzaron en contra se señaló que es un retroceso judicial y estatal, que lo único que se persigue es el castigo, que no es cierto que sea el único modo de brindar garantías a los adolescentes de 14 y 15 años, que no se trata de sancionar más leyes sino de hacer cumplir las que ya existen, que los adolescentes son el eslabón más débil de los grupos delictivos y las empresas criminales y que si el Estado no es capaz de controlar las instituciones de encierro, mucho menos podrá controlar las que piensa crear.

Por el otro lado, aquellos que están a favor de la medida, hacen hincapié entre otras cosas en que la Ley vigente (22.278), es una ley elaborada durante la dictadura de corte tutorial que es necesario modificar, que no es lo mismo un chico de 14 hoy que hace 30 años, que el régimen penal juvenil debe necesariamente modificarse, que la discusión hay que darla, pero también discutir otras cosas, e incluso el juez en lo criminal de La Matanza, Alfredo Drocchi, redobló la apuesta y además pidió una reforma del Código Penal. “A los de 14 años no me cabe ninguna duda, yo iría por más, a los 12 años en un régimen minoril especializado hasta cierta edad, pero la imputabilidad a los 14 tendría que haber sido siempre así”, afirmó.

Lo concreto es que, en todo caso, será en el Congreso de la Nación donde se decida sobre esta cuestión, si es que avanza el proyecto, pero lo que es claro es que la idea genera en la sociedad tanto críticas como adhesiones.

Ahora bien, hay casos y casos. Las opiniones pueden resultar variadas de acuerdo a la forma de pensar de cada uno. Sin embargo, hay situaciones que concentran la opinión social a favor de la baja de la edad para que un menor sea punible, y más específicamente como la que ocurrió con la pequeña Morena Díaz, una pequeña e indefensa beba que terminó pagando con su recién iniciada vida una situación de locura que nada tiene que ver con lo normal de una sociedad y una vida de pareja, por más jóvenes que sean sus integrantes.

Hoy Santiago del Estero todavía navega entre la incredulidad y el estupor luego de enterarse del salvaje ataque a una beba de tan solo 18 meses, porque aparentemente en un movimiento sin control, hizo caer un celular desatando la furia de su padrastro de tan solo 16 años que, le habría aplicado una gran cantidad de puntapiés, especialmente en su cabeza, golpes que le provocaron la muerte.