Politica

los latinos en expansión

Mientras Donald Trump sigue con su frenética actividad presidencial cumpliendo todas las promesas de campaña, existen varias y notorias cuestiones que se derivan de una forma de hacer política revolucionaria pero al estilo “derechoso” cuasi autoritario pero con formato democrático que le impone el megamillonario.

En primer lugar, el mundo mira azorado a los Estados Unidos y está expectante de lo que sucederá de aquí al futuro. Quiénes se ufanaban de ser una potencia democrática y garante del mundo libre, hoy hacen gala con Trump en la Casa Blanca de un sinnúmero de medidas que por lo menos pareciera van en sentido contrario al espíritu libertario que ellos preconizaron siempre.

Prohíben el ingreso de manera general e indiscriminada a ciudadanos pertenecientes a una serie de países con mayoría musulmana, lugares que son epicentros de graves cuestionamientos por su apoyo al fanatismo islámico y su consecuencia las organizaciones terroristas más sanguinarias que hayamos conocido.

Asimismo comienzan a tomarse decisiones donde cada vez más refractarias hacia el mundo, se advierte un aumento del proteccionismo económico que se realiza para favorecer a los productores agrícolas, a los industriales y a los comerciantes americanos.

Por otro lado, se terminan deshaciendo de un plumazo, exactamente con la sola firma del presidente de cuanto Tratado comercial implique algún menoscabo o minusvalía al trabajo y comercio estadounidense.

Además se comenzó con una fuerte política de freno a la inmigración donde las expulsiones de los indocumentados está a la orden del día y cuya expresión más relevante es la construcción de un muro que separe México de los Estados Unidos para evitar que sigan ingresando los latinos de origen mexicano pero que es un metamensaje para el resto de los latinos y de otras latitudes.