Nota de Tapa

La batalla de Tucumán

Un empresario periodístico santiagueño logró que la jus¬ticia santiagueña trabara embargo sobre la coparticipa¬ción federal tucumana por 7 millones de pesos en una maniobra aparentemente cargada de nulidad. Están denunciados dos jueces de Crimen. El tema es in-vestigado por el Consejo de la Magistratura por pedido del Superior Tribunal de Justicia.

Esta historia tiene como actor principal al abo¬gado Luis Manuel Pe¬ricás, un abogado san-tiagueño devenido en empre¬sario periodístico que rige los destinos de LVT Radio Tucu¬mán Sociedad Anónima de la capital de la provincia homó¬nima. La intención de cobrar -en concepto de publicidad ofi¬cial- una deuda de 7 millones de pesos al Superior Gobier¬no de Tucumán lo llevó a in¬cursionar en la justicia local en un contexto inusual y cuasi improce-dente.

Pero para llegar al conflicto actual, es necesario recurrir a la historia de es¬ta emisora que originalmente tenía co¬mo principal responsable a su padre, Luis Nicolás. Éste, en vida, era licen¬ciatario de la mencionada difusora y titular de los bienes in¬muebles y muebles que integran su patrimonio.

Al producirse el fa¬llecimiento del titular, la sociedad pasó a ma¬nos de sus herederos, Luis Manuel y Pablo Ni¬colás, sus hijos, y su es¬posa Ana María del Ro¬sario Arce, hoy también fallecida. Actualmente, de acuerdo a lo infor¬mado por la propia LV7 en el año 2015, el paque-te accionario de la mis¬ma pertenece en un 51% a Luis Manuel Pericás y el restante 49% a la su¬cesión de Ana María del Rosario Arce, según la correspondiente resolu¬ción de la AFSCA.
?