Actualidad

Error grosero

El intendente de Frías entregó mochilas con el logo de una banda de rock, que incluye hojas de marihuana. Para él no fue un acto con intencionalidad maliciosa.

Tal como ocurre año a año, el inicio del año escolar trae consigo una serie de inconvenientes, sobre todo para los papás que deben afrontar los onerosos gastos que significa mandar un niño a la escuela. En ese sentido, son varias las fundaciones, instituciones, gremios y sindicatos que tratan de ayudar a las familias a solventar esos costos a través de donaciones de útiles escolares. Quizá con ese propósito, o tal vez porque se trata de un año electoral, desde la intendencia de la ciudad de Frías, al sudoeste provincial, se llevó a cabo la entrega gratuita de mochilas con distintos elementos indispensables para los alumnos.

Así fue que el jefe comunal, Arq. Luis Sergio Lecuona, se encargó de repartir las mochilas en las escuelas 1079 del barrio Las Violetas (Frías), el jardín Escuela Nº 30 del barrio Rivadavia, en Choya, y en la Escuela Nº 130 de la localidad de El Desmonte, también en Choya. Tal como era de suponer, las tiernas imágenes de pequeños recibiendo sus útiles, de caritas inocentes sonrientes mientras cargaban sus mochilas y, por supuesto, el intendente al lado, o su secretario de Gobierno, Anibal Padula, como las caras visibles de tan importante donación, no tardaron en aparecer en la página personal de Facebook de Lecuona.

Hasta allí todo normal. Sin embargo, no faltó quien mirara las mochilas con atención. Tal vez algún papá, o alguien a través de las imágenes de la red social. En realidad, no importa quién. Lo cierto es que varias de las mochilas llevaban impreso, en gran tamaño, el logo que identifica a “Viejas locas”, la banda de rock que lideraba “Pity” Álvarez, también distribuido –en menor tamaño- en distintas partes de los morrales. Un logo con profunda connotación, pues se trata de un ojo, con las pupilas dilatadas –por el evidente efecto del cannabis-, rodeado de hojas de marihuana.

Tampoco faltó quien subiera la novedad a las redes sociales, que se viralizó en forma masiva. Rápidamente, en todos los medios del país se multiplicó la noticia: “Un intendente repartió mochilas con dibujos de marihuana”. Como era de esperarse, la lluvia de críticas no se hizo esperar.