Actualidad

Médicos eran los de antes

La diferencia entre los que estudian medicina y otras carreras está en la vocación, en esa necesidad de brindar un servicio a la sociedad que procure el bienestar. Históricamente esta necesidad humana se fue transmitiendo de generación en generación, de padre a hijo. Así se fue construyendo una imagen muy respetada del “médico del pueblo” a sabiendas de sus responsabilidades intransferibles en el lugar.

Lamentablemente este sentimiento se ha ido perdiendo con el paso del tiempo y hoy se observa a jóvenes profesionales denigrando la profesión, cuestionando a médicos de mucha más experiencia y, lo que es peor, “olvidándose” de la gente, los pacientes.

LA VISITA DE LA GOBERNADORA

La siguiente declaración la hizo la gobernadora de la provincia, Dra. Claudia Ledesma de Zamora: “Realicé una visita sorpresa al servicio del Hospital Oftalmológico “Dr. Enrique Demaría” con el objetivo de recorrer las instalaciones, dialogar con los pacientes y observar el funcionamiento de médicos y personal del citado centro de salud. Allí pude recorrer las salas de internación de mujeres como así también de varones, enfermería, sala de médicos y también un sector que se está refaccionando. También dialogué con los pacientes que se encontraban allí, quienes me transmitieron numerosas inquietudes relacionadas al funcionamiento del nosocomio. Después de comprobar algunas situaciones, ordené al Ministro de Salud de la Provincia, Dr. Luis Martínez, la realización de un sumario por la falta de presencia en el lugar de trabajo de profesionales médicos”.

Increíble pero real, la máxima autoridad provincial tiene que estar controlando si los médicos van o no a trabajar, cuando solo fue a realizar una visita y charlar con sus responsables. “¿A qué hora trabajan? Yo tengo aquí un plantel de más de 20 médicos y ninguno está en el servicio”, manifestó en el lugar muy ofuscada la primera mandataria provincial.