Actualidad

A 70 años de la actuación de Agustín Magaldi

El 29 de marzo de 1947, hace 70 años, se presentaba en el Parque de Grandes Espectáculos Agustín Magaldi (hijo).

El público de nuestra ciudad asistió esa noche a un acontecimiento artístico aureolado por el recuerdo de un trovador querido, que dio nuevos giros a la canción porteña con el acento sentimental impreso a cada una de sus interpretaciones, y tenía presente a la “Voz sentimental de Buenos Aires”, Agustín Magaldi.

Era su hijo el que traía de retorno su voz, su sentimiento y su amor hecho canción. Canción sentimental que no borró el tiempo. Vivió con el corazón de todos y se adueñí del alma.

Por eso, esa extraordinaria ovación con que saludó la presencia de Agustincito en el escenario, quien teniendo por el diapasón a su guitarra, con la mano izquierda saludaba al público con la mano derecha levantada, como si asemejara cuadrarse haciendo la venia. El rostro cándidamente sonriente y pletórico de admiración por aquél recibimiento que conmovió las fibras más íntimas y enterneció los corazones.

Vibró la emoción popular, aprobó eufórica cada una de sus interpretaciones, hasta que el adolescente cantor acometió las estrofas por todos esperada: “No cantes hermano, no cantes, que Moscú está cubierto de nieve”.

Y el público rubricó con delirio, aprobando la candidez y la emoción en la interpretación de la canción que hiciera famoso a su progenitor.

En la emoción del recuerdo de esta vivencia santiagueña, recordemos que su actuación se reiteró con idéntico éxito al día siguiente.

Más tarde lo tuvimos de regreso en el mismo escenario, un 22 de marzo de 1949, y al día siguiente no actuó por inclemencias del tiempo.