Entrevistas

Nicolás Kasanzew, corresponsal de guerra en Malvinas : “El peligro me hacía sentir muy vivo”

“No hubo guerra sucia, fue una guerra limpia” dijo a LA COLUMNA el periodista Nicolás Kasanzew previo a la disertación que brindó en el Salón Auditorio del Complejo Juan Felipe Ibarra ante una importante concurrencia. El destacado hombre de prensa llegó a Santiago invitado por el Centro de Ex Soldados Combatientes en el Atlántico Sur de Santiago del Estero y el Círculo Nacionalista de esta provincia.

El reconocido periodista Nicolás Kasanzew brindó una disertación sobre el conflicto bélico que enfrentó a la Argentina y el Reino Unido por la posesión de las Islas Malvinas en 1982, guerra que duró 84 días.

La charla se desarrolló en el Salón Auditorio del Complejo Juan Felipe Ibarra, y Kasanzew llegó a Santiago invitado por el Centro de Soldados Combatientes en el Atlántico Sur de Santiago del Estero y el Círculo Nacionalista de Santiago del Estero.

Este hombre de prensa, autor de varios libros sobre el tema, entre los que se pueden mencionar “La pasión según Malvinas” y “Malvinas a Sangre y Fuego”, fue corresponsal de guerra para lo que en ese momento era Argentina Televisora Color (ATC), y tras el conflicto debió emigrar del país porque prácticamente se quedó sin trabajo, radicándose en Miami. Durante su exposición, fustigó duramente los conceptos de Hebe de Bonafini, quien calificó de “fachos”a los ex combatientes, como así también a los representantes de distintas entidades que reclamaron “la identidad de los 123 NN” que descansan en las Islas, indicando en este caso que los nombres de los caídos se conocen perfectamente.

Con mucha amabilidad, Kasanzew atendió la requisitoria de LA COLUMNA, previo a su exposición ante una sala colmada, y dejando en claro su mirada y posición frente al enfrentamiento que no solo terminó con la rendición argentina sino que también significó el comienzo del final para la última dictadura militar.

LC: ¿Es habitual que dé charlas sobre Malvinas?

Bueno, si, a mi me invitan Centros de Veteranos como en este caso, Centros Políticos, también en este caso, Universidades, Municipalidades. Yo considero mi deber, en lo que puedo, ir, y contar la verdad.

LC: ¿Cuál es esa verdad?

La verdad completa, no solo las historias de los héroes. Las historias de los héroes ya se conocen, las historias de las miserias ya las hemos machacado hace muchísimo tiempo.

LC: ¿Y qué sensaciones tiene hoy, después de 35 años de aquel conflicto bélico entre nuestro país y el Reino Unido?

De hecho, antes de Malvinas yo había cubierto guerras (Nicaragua, El Salvador, Libia), pero eran guerras de baja intensidad, guerras civiles como las de Centroamérica. A mí siempre me interesó eso porque en la situación límite se ve lo mejor y lo peor del ser humano. Nadie puede tener una careta, aparentar lo que no es, entonces es muy enriquecedor para un periodista.

LC: ¿Es una especie de prueba?

En realidad uno se prueba a sí mismo. Uno, aunque sea militar, hasta que no empiecen los tiros, no sabe si va a arrugar o no va a arrugar. Y a mí me interesaba saber que me pasaba a mí.