Judiciales

Depravado fue condenado a 9 años y medio de prisión

Un sujeto residente en General Taboada fue condenado finalmente a nueve años y seis meses de prisión luego de comprobarse que convirtió en esclava sexual a su propia hija. Los hechos habrían sucedido entre los 8 y 15 años de la menor y para los magistrados el fallo se fundamentó en que el hombre, de apellido Mansilla, incurrió en ‘abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia y por ser en forma reiterada’.

Un tribunal integrado por los Dres. Juan Carlos Storniolo, María Angélica Peralta de Aguirre y José Luis Guzmán finalmente decidieron que un sujeto identificado como Julio Marcelo Mansilla, de 42 años, por abusar durante varios años de su propia hija, especialmente cuando esta contaba 8 años, padecimientos que se extendieron hasta los 15 años.

La Fiscalía, a cargo de la Dra. María Emilia Ganem, fue la que indicó que esos abusos comenzaron a la edad descrita, y que la menor se lo comunicó a su madre, pero esta no habría tomado en serio sus comentarios.

Un profesor de secundario de la jovencita fue alertado de la situación y trató de indagar con la misma sobre qué era lo que la martirizaba. Como resultado la Justicia actuó rápidamente determinándose que la chica era abusada por su padre. La denuncia y la aprehensión del sujeto fue una sola cosa.