Judiciales

Denuncian defraudación millonaria al fisco

Al cierre de esta edición la sociedad se vio sacudida por la noticia de una denuncia por supuesta defraudación al estado en una suma varias veces millonaria. La Dirección de Rentas de la provincia habría detectado un importante faltante en las rendiciones de la timbradora del Colegio de Escribanos y la supuesta artimaña se habría basado en el uso de comprobantes viejos.

El estado provincial interpuso una denuncia por supuesta defraudación que habría sido perpetrada en el Colegio de Escribanos a través del reemplazo de facturas presentadas, las que se reemplazaban con otras de menor valor al monto que los contribuyentes timbraban en la máquina.

Aparentemente las rendiciones se demoraban durante un buen tiempo, lo que habría sido detectado por la Dirección de Rentas y la denuncia, que recayó en el Ministerio Público Fiscal, previo ingreso en la División Delitos Económicos de la Policía de la provincia, indicaría que la defraudación orillaría los veinte millones de pesos.

Al darse cuenta de la demora en las rendiciones de la máquina que funcionaba en el Colegio de escribanos, Rentas llevó a cabo una inspección donde habría quedado demostrado un faltante de 3.900.000 pesos.

MODUS OPERANDI

Los primeros trascendidos en torno a este terma indican que las sospechas se basan en que se habrían guardado las facturas ya presentadas y en la rendición del dinero se utilizaban otras de menor valor a la cantidad que los distintos contribuyentes hacían timbrar en la referida máquina.