Actualidad

La placa en el monumento al General Belgrano

La historia cuenta que el primer colegio de enseñanza para adolescentes fue creado con el nombre de “9 de Julio”, bajo la dirección de doña Fructuosa Pérez, durante el gobierno del Dr. Juan Francisco Borges (23/11/1857 a 26/11/1859).

El 23 de noviembre de 1868, ante la inminente creación del Colegio Nacional, el gobernador Manuel Taboada se dirigió al Dr. Nicolás Avellaneda, a la sazón ministro de Instrucción Pública de la Nación, manifestándole que consideraba más necesario, antes que un colegio de enseñanza secundaria, la creación de una escuela normal, de la que saldrían buenas maestras para la educación primaria de niños.

La gestión no fue satisfecha, pero la petición fructiferó en 1872, con la creación de una nueva escuela para niñas, con la colaboración de la Nación y a la que se la denominó igual que la anterior, “9 de Julio”, posteriormente “Manuel Taboada”, y al ser defenestrados los Taboada, a partir de 1875, “Colegio Belgrano”, hasta la creación de la Escuela Normal de Maestras, la que inicia sus actividades el 9 de mayo de 1881, bajo la dirección de doña Juana Pérez, habiendo sido creado por decreto del 20 de agosto de 1880, cuando ya el Dr. Nicolás Avellaneda era presidente de la Nación.

El Poder Ejecutivo Provincial había ofrecido el edificio que ocupaba el “Colegio Belgrano”, el que fue aceptado.

Era una idea generalizada que el edificio ocupado por la Escuela Normal Manuel Belgrano, en calle 24 de Septiembre 167, desde su creación, fue construido con el donativo que hiciera a la provincia el insigne patriota. Edificio actualmente demolido.