Entrevistas

En el camino de las elecciones 2017 “Voto Joven” la opinión de los protagonistas de la política juvenil santiagueña

Revista “La Columna”, realizó un recorrido respecto de los procesos de implementación del voto universal en la argentina y su impacto. De este modo realizo tres entrevistas a actores de la política local juvenil, destacando así la opinión de tres facciones importantes de la política juvenil santiagueña.

En este caso se entrevistó a Mariela Pérez Cisneros, Estudiante avanzada de abogacía, Ex-Consejera Académica (UCSE) y Ex-vicepresidenta de la Juventud Radical del Comité Capital, en representación del Frente Civico por Santiago. Federico Tricarico, estudiante avanzado de la Lic. en Sociología, es Técnico en Información Económica y Social, Secretario y referente de la Juventud Estudiantil Cecilio Kamenetzky en el CEFHCSyS (UNSE) y el Licenciado en Administración y Jefe de la Agencia PAMI en La Banda, Gabriel Santillán en representación del Pro (Propuesta Republicana) Santiago del Estero.

Los procesos electorales argentinos tienen lugar desde antes de la promulgación de la ley Sáenz Peña, más en dichos casos la objetividad en cuanto a los resultados estaba ligada a dudas existentes ya que las “elecciones” se desarrollaban en procesos en los que caudillos locales y patrones de estancia condicionaban a sus empleados.

En febrero de 1912 el Congreso Nacional sancionó la ley que establecía el sufragio universal masculino, secreto y obligatorio, lo que incrementó los hasta entonces bajos niveles de participación electoral y puso fin a prácticas como el voto cantado o el voto múltiple, que facilitaban diversas formas de coerción sobre los electores por parte de los patrones o caudillos locales.

El 2 de abril de 2016 se cumplieron 100 años de aquella elección de 1916 donde se realizaron las primeras elecciones presidenciales bajo la ley Nº 8.871. Más éste voto estaría cargado con el sentido que la época imprimía, condicionando el sufragio solo a varones. El 23 de septiembre de 2016 se cumplieron 69 años de la promulgación en Argentina de la ley del voto femenino, estableciéndose así el derecho al sufragio universal para las mismas.

Sancionada el 31 de octubre de 2012, y promulgada el 1 de noviembre del mismo año, la ley 26.774, por primera vez habilita a los jóvenes de 16 y 17 años a ejercer el sufragio universal. Mediante la modificación del Código Electoral Nacional en las elecciones primarias y generales de 2013, estuvieron incluidos en el padrón quienes hubieran tenido entre 16 o 17 años cumplidos hasta el 27 de octubre de 2013.

LC: A partir de la promulgación de la ley del voto joven, ¿Qué opina sobre la aplicación del mismo?

Tricarico: “pienso que es una propuesta política muy interesante, ya que incluye a un sector de la ciudadanía que debía ser incluido en la participación, política y no respondiendo a un criterio muy anticuado que es decir la mayoría de edad a los 18 años que se remonta a los tiempos de la Revolución Francesa. Pérez Cisneros: “con respecto al tema del voto joven tenemos que partir de la afirmación de que el voto es un derecho y un deber que tenemos todos los ciudadanos y que al mismo tiempo representa una de las conquistas más importantes de nuestro sistema democrático, en cuanto al calificativo “joven”, la expresión “voto joven” estamos haciendo referencia a la incorporación de la posibilidad de votar, a una franja de edad que comprende los jóvenes de entre 16 y 18 años, recordemos que en la República Argentina, la edad para votar obligatoriamente era a partir de los 18 años con la sanción de la ley 26.774, se incorpora la posibilidad como derecho, no como deber porque recordemos que el voto entre los 16 y los 18 años no es obligatorio, entonces en este caso podemos hablar solo del derecho que los jóvenes tienen de votar, que se traduce en la posibilidad de elegir quienes van a ser los gobernantes, quienes van a ser las autoridades que van a dirigir los destinos de nuestro país y de las provincias según lo hayan incorporado”. Santillán: “Mi postura sobre el voto joven es totalmente positiva, me parece un excelente ejercicio del deber Civico, por parte de un segmento etario de la sociedad que le agrega lindos matices a una elección, y cuando digo matices me refiero a un rasgo propio de esa edad, que se instala en lo idealista y en por ahí, con mucho mayor compromiso humano a la hora de sufragar, eso le agrega ese tipo de matices se le agrega a la elección cuando participa esta franja del electorado”.