Nota de Tapa

Claves de un un femicidio atroz

A tres meses del “Femicidio de Toro Pozo”, LA COLUMNA presenta detalles exclusivos del caso que conmocionó a la provincia. Testimonios esclarecedores y pormenores de un crimen aberrante. Además, los últimos datos que reflejan la cantidad de niños sin madres por la violencia de género.

La violencia contra las mujeres es un fenómeno cuyos orígenes se pierden en una historia remota, pero que desde hace más de cuatro décadas ha comenzado un proceso de creciente visibilización.

En este sentido, LA COLUMNA tuvo acceso a datos exclusivos sobre la investigación del femicidio, acontecido el 28 de abril de 2017 en Toro Pozo, Departamento Salavina, del cual fue víctima Teresa Lobato, una joven de 20 años de edad, asesinada de 18 puñaladas en una situación confusa, por un comerciante de muebles, denominado “Colombiano Parra”. Las esclarecedoras declaraciones que se presentan en este ejemplar, fueron el puntapié inicial para poder resolver el complejo caso.

Como se ha señalado en la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, “la violencia contra la mujer constituye una manifestación de relaciones de poder históricamente desiguales entre el hombre y la mujer que han conducido a su dominación y a la discriminación en su contra por parte del hombre como uno de los mecanismos sociales fundamentales por los que se fuerza a la mujer a una situación de subordinación”. En este sentido, en el caso “Lobato”, aparecen patrones de violencia.

LA PROBLEMÁTICA DEL FEMICIDIO EN EL PAÍS

Desde el año 2009, la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación publica semestralmente en su página web los casos que se denuncian, incluyendo la información vinculada a características sociodemográficas requeridas por la ley de protección integral. Asimismo, a fin generar información confiable y contribuir a la consolidación de estadísticas nacionales, ha elaborado un Sistema Intermedio, al que adhieren voluntariamente las distintas jurisdicciones provinciales del país.

A fines de 2012, el Congreso de la Nación Argentina sancionó la Ley 26.791 que introdujo cambios en el Código Penal. Entre ellos, se encuentran la modificación de los incisos 1° y 4° del artículo 80 y la inclusión de los incisos 11° y 12° que imponen la pena de prisión o reclusión perpetua a quien matara “a una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género” (inciso 11°) y a quien lo hiciera “con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación en los términos del inciso 1°” (inciso 12°), con lo que se incorporaron las figuras de femicidio y femicidio vinculado.

El 4 de junio de 2014, la Corte Suprema de Justicia de la Nación encomendó a la Oficina de la Mujer la elaboración del primer Registro Nacional de Femicidio de la Justicia Argentina. A tal efecto, la Vicepresidenta, Dra. Elena Highton de Nolasco, en su calidad de Ministra a cargo de la Oficina de la Mujer y de la Oficina de Violencia Doméstica, requirió la colaboración de todas las jurisdicciones del país.