Actualidad

El caso que conmociona a la provincia

En Termas de Río Hondo, niños eran obligados a drogarse para salir a delinquir. Las denuncias dan cuenta además de abusos sexuales contra los menores.

Según Unicef, la violencia contra los niños y niñas incluye el abuso y maltrato físico y mental, el abandono o el tratamiento negligente, la explotación y el abuso sexual.

La violencia puede ocurrir en el hogar, las escuelas, los orfelinatos, los centros residenciales de atención, en las calles, en el lugar de trabajo, en prisiones y establecimientos penitenciarios.

Puede afectar la salud física y mental de los niños, perjudicar su habilidad para aprender y socializar, y, más adelante, socavar su desarrollo como adultos funcionales y buenos progenitores. En los casos más graves, la violencia contra los niños conduce a la muerte.

EN TERMAS

La desaparición de un niño de 9 años sacó a la luz el calvario que estaba viviendo un grupo de menores, en manos de una mujer que es oriunda del barrio capitalino La Católica de esta capitaly reside en Las Termas.

Según trascendió, todo comenzó cuando los niños se encontraron en un ciber de Las Termas y luego se dirigieron hasta un inmueble ubicado en pleno centro de esa ciudad.

La casa es de una mujer de 42 años, de apellido Arce, quien solía reclutar a los menores para drogarlos y luego obligarlos a pedir dinero en la calle.

En Cámara Gesell, los pequeños reconocieron que eran obligados a besarse en los labios, así como también a manosearse. Las víctimas aclararon que eran ultrajadas sexualmente por la mujer.

El caso, que es instruido por el fiscal Dr. Rafael Zanni, dio un giro importante, luego de que se estableciera que los menores eran víctimas de abuso. La mujer continuará detenida por el lapso de 15 días, mientras siguen las averiguaciones del hecho.