Entrevistas

Dra. Patricia Bermejo: “Muchos casos de violencia de género nunca se plantean”

La reconocida jurista y catedrática explicó que los casos que llegan a la justicia son sólo la punta del iceberg, y que para dar respuesta a esta problemática, la situación debe ser abordada desde los tres poderes del Estado.

No es ninguna novedad que la violencia de género es un problema latente en todo el país. Es por ello que el Poder Judicial de la provincia busca contrarrestar este flagelo con la implementación de la Oficina de Protección a las Víctimas de Violencia Familiar y de la Mujer (OVFyM), siguiendo del modelo de la Corte Suprema de la Nación, y la creación del primer Juzgado de Género de todo el país. Sin embargo, aunque el Estado provincial desarrolló instituciones que, junto con organizaciones privadas y públicas, trabajan incansablemente para tratar de eliminar estos episodios, la violencia de género sigue aumentando.

La Dra. Patricia Bermejo, jueza de la Cámara Civil y Comercial en la Provincia de Buenos Aires, con asiento en La Plata, quien disertó en el reciente XXIX Congreso Nacional de Derecho Procesal, dio a conocer su visión sobre la problemática. “Esta situación plantea una realidad social afectada por la educación que las personas reciben en sus casas. Lamentablemente, los chicos, desde muy temprana edad, aprenden la violencia como la forma más efectiva de dirimir conflictos y, al provenir de un entorno de tanta confianza como la familia, se vuelve muy difícil de erradicar”, explicó.

La Dra. Bermejo es, además, profesora titular de Derecho Procesal de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de La Plata, y profesora de postgrado en las universidades de La Plata, UBA, Notarial Argentina, del Sur, del Salvador y La Católica de La Plata. Es miembro de la Comisión Redactora del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación en el marco del Ministerio de Justicia de la Nación. En su larga experiencia fue miembro de la Mesa de Expertos para la Redacción de la Ley Procesal de Familia para la Nación, en el Ministerio de Justicia de la Nación.

También es miembro de la Asociación Argentina de Derecho Procesal, del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal, de la Asociación Internacional de Derecho Procesal, e investigadora categorizada de la Universidad Nacional de La Plata.

EL ROL DE LA JUSTICIA

-¿Cuál es el rol de la justicia a la hora de analizar la violencia de género?

La Justicia está intentando dar lo mejor de sí, dado que los operadores de los distintos lugares del país se encuentran muy preparados, además de ser muy conscientes de la importancia social que revisten las decisiones vinculadas a esta temática.

Sin embargo, a veces, uno no cuenta con los mejores recursos para dar la respuesta que la sociedad espera, considerando que no se trata de una exigencia por la que responde solamente el Poder Judicial, sino que también debe considerarse el rol que desempeñan el Poder Ejecutivo a nivel provincial y municipal, ya que, en el control del cumplimiento de las sentencias, se evaluará su desenvolvimiento, además del desempeño policial, con el único objetivo de concretar esta mayor protección que se quiso hacer desde lo jurisdiccional.

-¿Qué mecanismos se impulsan desde la órbita judicial para dar respuesta a este flagelo?

-El establecer juzgados especializados, con normas que tiendan a dar soluciones a este tipo de circunstancias, es una forma de abordar este problema. Pero tenemos que tomar conciencia que aquellos casos que llegan al Poder Judicial son sólo la punta de un iceberg. Hay muchos más que nunca se plantean; entonces, vemos que la Justicia debe ser respaldada por un compromiso que debe ser asumido por todos los Poderes del Estado. Por un lado, el Poder Legislativo dictando las normas más prudentes y efectivas. Por otro lado, el Poder Ejecutivo a través de las municipalidades, las comunas, aportando respaldo a los que puedan recurrir mujeres, niños o en casos excepcionalmente los hombres que pueda ser víctimas de violencia, establecer pulseras electrónicas para poder procurar un monitoreo a distancia, organizar cuerpos de policías especializados para dar una respuesta y poder intervenir, entre otras.