Judiciales

Falto al trabajo por enfermedad y se fue a Europa

La hija de una reconocida abogada, dijo estar enferma y se dio el lujo de darse unas vacaciones por Europa. La mentira le costó el puesto en el poder judicial.

Hoy en día, las fuentes de trabajo significan algo muy importante para todos, más aun para aquellos jóvenes que han transitado por un arduo camino para llegar a sus sueños y conseguir un espacio laboral estable dentro de esta economía cambiante.

Muy pocos tienen la fortuna de poseer alguien que les permita ingresar a grandes puestos de trabajo y sobre todo con una gran remuneración poco después de recibidos. Quienes tienen ese tipo de ventajas suelen aprovecharse de esa condición y considerarse, de alguna forma, como personas que se llevan el mundo por delante, así es el caso de una de las hijas de la Dra. Sandra Generoso vocal de la Cámara de Apelaciones y ex diputada provincial.

La hija de esta reconocida abogada habría presentado la semana pasada un certificado médico pidiendo una licencia médica por enfermedad, pero poco habría de cierto en el trasfondo de esa situación.

A primera hora del día lunes 9 se conocieron las verdaderas intenciones de la recién recibida, la Dra. Malena Bustos. La misma había ingresado hace muy poco tiempo al Poder Judicial, hecho que no suele pasar con tanta facilidad.

La situación no tardó en llegar a los oídos de las altas autoridades judiciales, que sumidos en la indignación por el accionar de la joven letrada se pusieron en campaña de averiguar la realidad de la situación.

Lo que más enojó a estas autoridades no fue el simple hecho de la falsedad en cuanto a la enfermedad padecida por la funcionaria o mejor dicho ex funcionaria, sino fue que la misma se encontrará haciendo “reposo” en el exterior del país.

Esto fue divisado por diferentes personas dentro de su entrono judicial, quienes habrían identificado, mediante la red social de instagram, que esta se encontraba disfrutando de tal vez una merecidas vacaciones después de poco menos de un mes de trabajo.

Conforme a esta situación, la Sala de Superintendencia del Superior Tribunal de Justicia, dispuso denegar rotundamente el pedido de licencia médica, y como medida ejemplificadora hacia Bustos, hacer uso de la clausula de recisión del contrato que la vincula con el poder judicial.

Destacó el máximo órgano judicial de la provincia, que los agentes públicos deben presentar una actitud responsable con el servicio de justicia y con la sociedad, situación incompatible con el ejercicio abusivo que esta funcionaria tuvo de los derechos de protección de la salud y de los cuales gozan todos los empleados judiciales en legitimas circunstancias.