Judiciales

El juicio abreviado, una nueva alternativa para agilizar procesos judiciales

La modificación del Código Procesal Penal ha permitido desde su implementación que los jueces puedan desempeñar sus funciones de forma más dinámica mediante la aplicación de los juicios abreviados, y sobre todo, garantizando además el descongestionamiento del fuero penal.

Según lo expresado por la Dra. Ana Cecilia Vittar, quien se desempeña como jueza de Control de la Jurisdicción Capital, estas modalidades introducidas mediante la aplicación del nuevo Código de Procesal Penal han producido un gran alivio a los encargados de implementar la justicia.

Remarcó que los juicios abreviados permiten una salida alternativa mediante un acuerdo entre el Fiscal, el imputado y su Defensa, con el debido asesoramiento técnico para que se le expliquen las particularidades del procedimiento. En todos los casos, la persona involucrada debe prestar conformidad de forma libre y voluntaria.

Este sistema se aplica a cualquier delito, siempre y cuando se acuerde una pena que puede ser privativa o no, de la libertad. Estas sanciones no deben superar los 15 años de prisión.

Una vez determinado todos los requisitos principales, el Fiscal en conjunto con el Defensor y el imputado, deben realizar un acuerdo formal el cual será presentado al juez que sigue la causa.

ACUERDO

A su vez presentado el acuerdo, éste puede rechazar, solamente si se establece fehacientemente que la voluntad del imputado ha sido viciada al momento de prestar el consentimiento. El consentimiento es uno de los factores más importantes dentro del plano judicial, y cuando este se encuentra perturbado por cualquier tipo de situación, es el juez quien deberá ser más precavido a la hora de aceptar la petición. En caso de ser aceptada por el juez, se dictará una la sentencia, imponiendo una condena, como sucede en un juicio oral y público, pero con tiempos mucho más acotados, lo que permite reducir la cantidad de procesos judiciales.