Policiales

Otra muerte enluta a la banda

El supuesto homicida llegó a la casa de Néstor Domínguez, junto con otros familiares para “recuperar” una jaula con pájaros que la víctima le habría robado. Las heridas le provocaron la muerte inmediata

Un nuevo hecho de sangre conmociona nuevamente a la ciudad de La Banda. Durante los primeros minutos del día lunes, la tranquilidad del feriado de la familia Domínguez se vio alterada cuando integrantes del “clan” Barraza arribaron a la casa de la víctima para reclamar una jaula de pájaros que ellos presumían, les había sido sustraída.

Según revelaron fuentes policiales, el trágico hecho que enluta a los vecinos del B° El Rincón Viejo se registró cerca de las 7.30 cuando Elbio Barraza; su esposa Silvia Gutiérrez; su hijo Franco Barraza y su sobrino Esteban Barraza, arribaron a la casa de Néstor Carlos Domínguez – quien trabajaba de albañil junto a su padre- para exigirle la rápida devolución de la jaula presuntamente robada.

Los Barraza, quienes tenían la habitualidad de la casería de aves, estremecieron la vivienda por los fuertes golpes que propiciaron en la puerta de Domínguez, quien en ese momento se encontraba descansando junto a su pareja y su hija de 8 meses. Al salir para ver qué era lo que estaba sucediendo, fue sorprendido por estas personas que de inmediato comenzaron a reclamarle la devolución de las aves, a los cual se atinó a contestar que desconocía el paradero de los mismos.

Pero sin mediar más palabras, uno de los integrantes de la familia Barraza arremetió contra este y le propinó dos cuchillazos que terminaron hiriéndolo en el pecho y el abdomen. Al ver que se encontraba en el piso malherido, estos se dieron a la fuga.

Ensangrentado, Domínguez se arrastró por el suelo hasta la pared que divide su vivienda y la de su padre, y le solicitó ayuda. El padre de inmediato pudo ver la gravedad de las heridas que presentaba su hijo y fue trasladado en un auto particular al Centro de Salud Banda, donde llego sin vida.