Judiciales

Dra. Olga Gay de Castellano : “A Marito le faltaban cuatro litros de sangre, fue descuartizado en vida”

En un exhaustivo informe, la jueza y la fiscal que entienden la causa por el crimen de Marito Salto presentaron parte de las pruebas recolectadas y aseguraron que el homicidio fue realizada en ocasión de un ritual satánico, diabólico.

Casi al filo de la Navidad, la jueza de Transición Dra. Rosa Falco y la fiscal Dra. Olga Gay de Castellanos, brindaron un pormenorizado informe sobre el trabajo investigativo y material probatorio reunido en torno al crimen de Mario Agustín Salto.

En una conferencia de prensa, las funcionarias explicaron la manera en que trabajaron los canes de la División K9 de la Policía de Río Negro, lo que permitió hallar elementos determinantes para sustentar la hipótesis del homicidio ritual, sobre la que hace meses se venía trabajando.

Mediante un video se exhibieron los procedimientos y pruebas que se colectaron en distintos lugares de la ciudad de Quimilí y sus alrededores, donde se secuestraron objetos y documentación que se incorporaron a la causa.

En cuanto al estado de las pesquisas, dijeron que continuarán efectuando pericias de diverso tipo y se aguardan informes confeccionados por especialistas en distintas materias. Adelantaron que peritos de Gendarmería Nacional, la Policía Federal Argentina y la Corte Suprema de Justicia de la Nación seguirán colaborando con la Justicia santiagueña.

Cabe consignar que en el contacto con los medios también participó el comisario mayor Daniel Loto, jefe del Departamento Delitos Complejos de la Policía provincial, encargado del equipo de investigadores locales.

INTERCRIMINIS

A poco de comenzar a exhibirse los elementos secuestrados en los distintos procedimientos realizados en la ciudad de Quimilí, por los perros adiestrados, cada detalle era más espeluznante que el otro. Cada detalle producía un escozor entre los periodistas acreditados, quienes no salían de su asombro por el destino macabro que tuvo que el niño de 11 años.

La fiscal y la jueza explicaron que los resultados de esta investigación comenzaron cuando el slip del niño, previamente guardado en un contenedor hermético, fue abierto y expuesto al calor de un secador de pelo. De ese modo, se activaron los olores, que fueron seguidos por el olfato de los perros hasta una billetera, encontrada en el monte, cercana al sector donde apareció el cuerpo del niño