Actualidad

Aprender de los errores

Han sido dados a conocer los resultados de la prueba nacional Aprender 2017, los mismos resultan francamente desalentadores por donde los veamos.

Nosotros quiénes nos ufanamos de haber sido un país próspero, con una educación de excelencia que estaba dentro de las mejores del mundo, terminamos constituyendo un mal ejemplo en materia educativa para el resto del orbe.

Si Sarmiento genero una política educativa transformadora y revolucionaria y a partir de ella, la escuela pública conformó un lugar donde todos eran iguales, tenían las mismas oportunidades y a partir de ello se producía el desarrollo de potencialidades y los alumnos llegaban a modificar su vida, porque la educación era una herramienta del progreso social, hoy eso quedo en el olvido.

La escuela del Siglo XXI es arcaica, no permite a grandes rasgos sortear los escollos para mejorar la expectativa a futuro de quiénes son los más humildes y se constituye en un lugar donde la excelencia fue reemplazada por la comodidad y el relajamiento generalizado.

Decíamos en la anterior entrega que la educación debía provocar en el alumno la inquietud del aprendizaje, fomentar la creatividad y por sobre todas las cosas preparar al alumno para la competencia del mañana a través de un pensamiento crítico, donde se comprenda lo que se escribe, se lee y se estudie, sin necesidad de tener una buena memoria, sino más bien teniendo las herramientas necesarias para poder comprender textos y resolver ejercicios.

La prueba Aprender 2017 nos alerta del peligro que conlleva una sociedad donde la escuela no prepara para el futuro y donde los estudiantes no sobresalen sino sobreviven a los ciclos lectivos.

De entre las veinticuatro provincias argentinas, hubo algunas que muestran índices alarmantes de estudiantes sin los conocimientos mínimos en las dos materias claves de la educación primaria, lengua y matemáticas. Los informes que se dieron a conocer en ese sentido dan cuenta que las provincias de Santiago del Estero, Chaco y Formosa son las peor rankeadas de todo el país.