Se cumple hoy 22 años del secuestro y desaparición de María de los Ángeles Verón, más conocida como Marita Verón, la joven tucumana víctima de trata de persona. Su mamá, Susana Trimarco, escribió una emotiva carta.

El año pasado hubo un avance en la causa a partir de que un hombre se presentó en la fundación que preside su madre y dijo que existe una carpeta con fotos de su cuerpo.

“Mi querida hija: hoy tu luz sigue brillando en cada rincón de nuestros corazones. Tu madre, tu hermano y tu hija llevamos el peso de tu ausencia con la certeza de que tu amor nos sostiene desde algún lugar más allá de nuestras miradas”, dice texto que posteó Trimarco en sus redes sociales junto a un collage de fotos de Marita.

Y añadió: “Cada recuerdo es un abrazo tuyo, cada lágrima, una caricia de tu alma. Tu belleza, tu alegría y tu amor perduran en cada latido de nuestras vidas. No hay distancia que pueda separarnos, porque tu presencia se hace sentir en cada momento, en cada suspiro”.

“Hasta que nos volvamos a encontrar, nos aferramos a la certeza de que tu espíritu vive en nosotros, guiándonos, protegiéndonos y amándonos sin medida. Con amor eterno, tu mamá Susana”, cerró.

Verón desapareció en la capital tucumana el 3 de abril de 2002, cuando se dirigía desde la casa de su madre hacia la maternidad Nuestra Señora de la Merced- La Justicia determinó que la joven había sido captada por una red de trata de personas que operaba en La Rioja para ser explotada sexualmente.

El año pasado un testigo se presentó a declarar ante la Justicia, afirmó que existen fotos del cuerpo de la mujer e involucró al gremio Luz y Fuerza. “La carpeta es real porque con eso se amenazaban entre los gremios involucrados”, confirmó Trimarco.

Trascendió que el fallecido Julio Luna, dirigente del gremio tucumano, sabía que el cuerpo de la joven estuvo en la morgue y que las fotos fueron utilizadas para extorsionarlo. La búsqueda de Marita continúa.

Comparte esta noticia