Este lunes se concretó la fusión de Aerolíneas Argentinas y Austral en una sola compañía, que permite a ambas empresas comenzar a operar desde este martes de manera unificada y bajo la marca Aerolíneas Argentinas.

La fusión había sido anunciada meses atrás, pero se concretó cuando el presidente del Grupo, Pablo Ceriani, recibió este lunes la certificación de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) de manos de Paola Tamburelli, la titular de la ANAC.

«Hoy es un día histórico para la aviación de nuestro país y para Aerolíneas. Finalizamos el proceso de fusión con Austral y desde mañana nuestras operaciones estarán unificadas. Una decisión promovida por el presidente Alberto Fernández, que culmina en el plazo que habíamos previsto», escribió Ceriani en su cuenta en la red social Twitter.

Según indicaron fuentes de la compañía, la fusión de las empresas tiene por objetivo aportar eficiencia en sus distintas áreas, lograr un posicionamiento que permita afrontar las exigencias del mercado, conformar una estructura más dinámica y unificar e integrar los procesos para hacerlos más ágiles.

Desde el punto de vista operativo, significa la unificación de áreas como mantenimiento, pilotos y tripulaciones eliminando así las estructuras duplicadas existentes, lo que permitirá una mayor eficiencia y una considerable reducción de costos derivados.

En materia laboral, en octubre pasado la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), los gremios que representan a los pilotos de Aerolíneas y Austral respectivamente, arribaron a un acuerdo que estipula que todos los pilotos pasaran ahora a formar parte del staff de Aerolíneas Argentinas bajo un mismo escalafón.

Comparte esta noticia