En su ingreso a Casa Rosada, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, le subió la temperatura a la interna al declarar que Cristina Kirchner «se corrió de la gestión» en el marco de los cuestionamientos al discurso de la vicepresidenta en Chaco.

«Hay cosas que a mí no me gustaron. No mencionó del Presidente, no habló del acuerdo con el Fondo y el trabajo que se hizo, omitió hablar de la desocupación del 7%. Habló del tema (Matías) Kulfas, una discusión de un tercio de un libro y no miran la gestión de Producción», apuntaló Fernández, quien arribó a los despachos del jefe de Gabinete para dar inicio a la reunión de ministros que se realiza de manera quincenal.

Y continuó: «Cristina se corrió de la gestión. No tiene sentido que los que llegamos con un objetivo nos corramos para no seguir avanzando con ese tema. El método no puede ser la interna que fue lo que pasó, una hora y media hablando de la interna. Tenemos que hablar para definir métodos y acciones constructivas y no hablamos de la oposición».

El titular de Seguridad se ha convertido en uno de los funcionarios defensores de Alberto Fernández en el marco de la contienda con sectores kirchneristas. A pesar de eso, el ministro insistió en el diálogo entre las partes como forma de «buscar consensos», aunque aclaró que quien debe llevar adelante las decisiones es el Presidente.

Comparte esta noticia