Arrancó la segunda fase del Mundial de Handball que se juega en Egipto y Argentina lo hizo con el pie derecho. Con el regreso de Diego Simonet, ausente por lesión en los anteriores dos partidos, venció a Japón por 28-24. Fede Pizarro, con diez goles, fue la figura del encuentro.

El gran objetivo del Seleccionado que comanda el español Manolo Cadenas es poder clasificar por primera vez en la historia a los cuartos de final (fue decimosegundo en Suecia 2011 y Qatar 2015, con otro formato de competencia). Arrastraron dos puntos de la fase anterior y el grupo lo comparten con Dinamarca, Bahrein (rivales a los que ya enfrentó) Croacia y Qatar.
 
El próximo partido de los Gladiadores será contra Croacia, el sábado a las 14. Y luego jugarán el lunes contra Qatar, a la misma hora. Se meten en cuartos los dos mejores de cada grupo (cuatro en total).
Comparte esta noticia