Este fin de semana la Argentina superaba los 3000 personas en estado crítico a causa del virus. Así, el país pasó a ocupar el quinto puesto a nivel mundial entre los países con más casos graves.

El aislamiento rígido que tuvo buenos resultados en las primeras semanas y que se extendió por mucho más, comenzó a flaquear con la no cuarentena. Los números lo demuestran: en 24 horas se registraron 10.776 nuevos casos y 115 muertes en las últimas 24 horas. En total, hay 11.263 víctimas fatales.

La Argentina detenta casi el 5% del total de positivos en UTI del mundo, que acumulaba 60.882. El ranking está liderado por Estados Unidos, con 14.347 casos, seguido de India, con 8.944, Brasil, con 8.318, e Irán, con 3.768. Y hay un detalle: en todos esos países la curva comenzó a descender, en la Argentina, por el contrario, aún no se nota un retroceso.

El porcentaje de ocupación de camas UTI en el país se mantiene estable, pese a que los infectados por coronavirus sumaron casi mil pacientes en las últimas: pasaron de 2114 a 3093. Los últimos datos difundidos anoche por el Ministerio de Salud de la Nación, el 61,7% de las plazas de la Argentina están ocupadas. Si se tiene en cuenta solo el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el número asciende a 68.5%.

La cifra en argentina se explica, entre otros factores, por el alto número de casos activos, es decir, personas que aún cursan la enfermedad. En la actualidad, en el país 114.728 personas aún están infectadas. No obstante, el país está dentro del margen global, con un 2,7% del total de casos activos en internación en una UTI.

En tanto, la duplicación de contagios de coronavirus se acelera con fuerza en el interior del país y ya son 18 las provincias que superan en ese índice al AMBA.

Este es el principal indicador que siguen los comités de crisis sanitaria para determinar avances o retrocesos en las faces del aislamiento social, preventivo y obligatorio. San Luis, Tucumán, San Juan, Santa Fe, Chubut y Mendoza son las más complicadas.

Comparte esta noticia