El presidente Joe Biden anunció el jueves que Estados Unidos tendrá suficientes vacunas contra el coronavirus para 300 millones de estadounidenses a finales de julio. Subrayó que cree que su administración ha logrado un progreso significativo tomando en cuenta que no había un plan de implementación bajo la administración Trump.

«En tres semanas, trabajando las veinticuatro horas del día con mucha gente detrás de mí y frente a mí, ya hemos comprado suficiente suministro de vacunas para todos los estadounidenses, y ahora estamos trabajando para llevar esas vacunas a los brazos de millones de personas», dijo Biden durante su discurso en los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) en Bethesda, Maryland publicó CNN.

Moderna y Pfizer entregarán un total de 200 millones de dosis de vacuna contra el coronavirus a finales de julio, en lugar de a finales del verano, dijo. Las compañías también entregarán 100 millones de dosis esperadas para finales de mayo, en lugar de para finales de junio.

«Si bien los científicos hicieron su trabajo en el descubrimiento de vacunas en un tiempo récord, mi predecesor –seré muy franco al respecto– no hizo su trabajo de prepararse para el enorme desafío de vacunar a cientos de millones de estadounidenses.

No ordenó suficientes vacunas. No movilizó a suficientes personas para aplicar las inyecciones. No estableció los centros federales de vacunas donde las personas elegibles pueden ir y recibir sus inyecciones», dijo Biden. «Cuando asumí la presidencia hace tres semanas, Estados Unidos no tenía ningún plan para vacunar a la mayor parte del país. Era un gran desorden».

En los últimos días de la administración de Trump, funcionarios anunciaron que liberarían dosis de la vacuna contra el coronavirus que habían reservado para las segundas dosis de la vacuna. Sin embargo, poco después del anuncio, quedó claro que muchas de esas reservas ya se habían liberado el año pasado a medida que aumentaba la producción.

 

Comparte esta noticia