Chile igualó con Colombia por 2 a 2 en el estadio Nacional de Santiago, por la segunda fecha de las eliminatorias sudamericanas para Qatar 2022. Jefferson Lema abrió la cuenta para la visita, pero Arturo Vidal, de tiro penal a instancias del VAR, y Alexis Sánchez lo dieron vuelta para el conjunto local. Cuando todo se encaminaba para un triunfo seguro de los chilenos, Radamel Falcao García, quien entró a quince minutos del final, apareció en el 91′ y le brindó el empate final al conjunto cafetero.

Chile y Colombia venían de vivir historias diametralmente opuestas en sus respectivos debuts en estas Eliminatorias, aunque por las estructuras de sus equipos, con más jugadores de la “vieja guardia” que jóvenes que formen todavía parte de una inevitable renovación, sus candidaturas para convertirse en clasificados entre los cuatro que irán directamente al Mundial de Qatar 2022 están justificadas justamente en la base de la experiencia.

Los chilenos perdieron en su presentación en el estadio Centenario de Montevideo ante Uruguay en un partido envuelto en polémicas por la dudosa actuación del VAR, que omitió una clara mano en el área “charrúa” cuando el marcador estaba igualado 1-1, y en el instante final los dueños de casa se impusieron 2-1. Por su parte Colombia no tuvo inconvenientes en golear al débil seleccionado venezolano por 3 a 0 como local, algo que reforzó sus expectativas en esta etapa pos Néstor Pekerman.

Por el lado de Chile su técnico es el colombiano Reinaldo Rueda, quien justamente fuera técnico del seleccionado de su país al que hoy enfrentó, mientras que por el lado de los “cafeteros” el entrenador es un portugués, Carlos Queiroz. Y ambos adiestradores tienen características similares en cuanto a los planteos de juego de sus equipos, que siempre intentan priorizar una posesión con buena circulación del balón, siempre con el arco rival como meta prioritaria.

Por eso el partido en el desierto estadio Nacional de Santiago prometía ser atractivo, sin necesidades ni urgencias especulativas a las que, por otra parte, ninguno de los dos está acostumbrado, y mucho menos con apenas dos fechas de recorrido en estas eliminatorias. Rueda tuvo que maniobrar a último momento cambiando nada menos que a su arquero, el racinguista Gabriel Arias, como producto de un desgarro, y su lugar lo ocupó Brayán Cortés, de Colo Colo.

Y empezó mal el guardavallas de 25 años, porque apenas habían transcurrido siete minutos de partido cuando Colombia profundizó por derecha y el balón cayó sobre el vértice del lado opuesto del área chica, donde sorprendentemente sin marca alguna ingresó Jefferson Lerma para convertir de cabeza, dejando la sensación de que el arquero local podía haber hecho algo más para evitar el tanto. Esa conquista envalentonó a los colombianos y por casi un cuarto de hora mantuvo aletargado por el impacto anímico a los chilenos, en los que solamente Arturo Vidal era capaz de enarbolar la bandera de la rebeldía.

Por eso no extrañó que fuera el jugador del Inter, de Italia, el gestor y autor del empate de los locales, al recibir justamente del goleador Lerma una falta penal que el árbitro argentino Darío Herrera debió confirmar a través del VAR. El disparo desde los 12 pasos del ex compañero de Lionel Messi en Barcelona entró sobre el ángulo superior derecho del arco defendido por Camilo Vargas, a los 37 minutos de ese período inicial, y apenas cuatro más tarde el guardavallas iba a salir muy “livianito” para que en una pelota dividida otro experimentado como Alexis Sánchez (ya le había marcado otro golazo a Uruguay en la fecha anterior) se la picara cortita sobre su cuerpo y luego convirtiera sobre la línea de sentencia.

Aunque se imaginaba otra historia para el segundo tiempo, el encuentro no tuvo demasiadas emociones en los 45 minutos finales, salvo un gol anulado a Colombia por aparente infracción dentro del área chilena. Pero 20 segundos después de superados esos 45 minutos finales apareció otro símbolo de la experiencia en Colombia como el ex River Plate, actualmente en el Galatasaray, de Turquía, Radamel Falcao García, para anotar el empate definitivo y frustrar nuevamente sobre la hora a Chile, al que se le escaparon dos puntos más en tiempo de descuento.

Para los colombianos, entonces, por puntos sumados (4) y también por juego, este pasaje por la primera ventana de Eliminatorias fue altamente positivo, mientras que los chilenos quedaron con una unidad en el penúltimo peldaño de una clasificación que para ellos empezó cuesta arriba.

Comparte esta noticia