La pandemia está dejando, entre otros conflictos, un incremento en la crisis económica y en este sentido, el otorgamiento del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) es uno de los pilares más importantes para las familias de los sectores más vulnerables que quedaron golpeados en medio de la cuarentena.

Por eso, la noticia confirmada por ANSES de que habrá una cuarta edición del beneficio llega a darle un respiro a todos quienes solicitaron la ayuda ya que, en muchos de los casos, se trata del único ingreso que está entrando en los hogares y que se necesita para que puedan comer.

Frente a este contexto, Chiesa explicó por qué dieron marcha atrás con la renga básica: “Como la renta básica llegaba a un universo muy pequeño de personas, decidieron darla de baja por este año, y continuar con el IFE”.

Como conclusión, el pago de la Renta Básica Universal se postergaría hasta el próximo año dependiendo de las condiciones económicas del país en ese momento, y especulando con que se termine la pandemia mundial o se llegue a una vacuna que pueda terminar con el virus.

Comparte esta noticia