En el marco de la mejora de los indicadores epidemiológicos en medio de la segunda ola de coronavirus, la provincia de Córdoba habilitará desde este lunes, y por una semana, las reuniones sociales y familiares de hasta 10 personas y la actividad en bingos y casinos con una capacidad del 40%, flexibilizaciones que se suman al reinicio de las clases presenciales, ya concluido el receso invernal.

Las nuevas medidas fueron dispuestas ante el descenso de la velocidad de contagios y de la ocupación de camas. Las flexibilizaciones «son posibles gracias a la situación sanitaria actual y la mejora en los principales indicadores de evolución de la pandemia, como son el RO, el tiempo de duplicación de casos y ocupación de camas, los que demuestran un leve descenso en relación a los últimos reportes», detalló el Gobierno cordobés en un comunicado.

El RO– el número o ritmo de reproducción promedio de casos nuevos- finalizó la semana 28 con 0,83, mientras que el tiempo de duplicación de casos es de 204 días y la ocupación de camas críticas está por debajo del 35%.

El Gobierno provincial indicó que otro de los aspectos tomados en cuenta para la flexibilización es el haber superado los dos millones de personas vacunadas con la primera dosis.

Comparte esta noticia