El serbio Novak Djokovic, actual número uno del Ranking ATP, sigue haciendo historia. Este domingo logró el sexto triunfo de su carrera en Wimbledon al vencer en la final al italiano Matteo Berrettini por 6-7 (4-7), 6-4, 6-4 y 6-3. Así alcanzó su vigésimo título de Grand Slam e igualó la marca del suizo Roger Federer y del español Rafael Nadal. Luego de más de tres horas y de estar un set abajo, Nole pudo remontar el resultado para plasmar otra victoria.

El serbio tuvo una final sin mucho sobresalto, aunque debió sacar su mejor versión cuando su rival amenazó con rebelarse. El italiano, en su primera final de esta categoría, resistió en el set inaugural, salvó una bola de parcial y logró ponerse por delante ganando el set en el ‘tie-break’.

Al joven de 25 años le falló su saque cuando le tocó confirmar su momento, y Djokovic encarriló rápido el segundo set (4-0). Berrettini no dejó de competir, pero el número uno fue creciendo en su repertorio para responder a cada show de su rival. Con esa mentalidad ganadora cerró el segundo y luego el tercer set a su favor.

Con La Catedral pidiendo más, el italiano encontró finalmente un buen juego con el saque y se lanzó al ataque. En el sexto juego del cuarto parcial tuvo a Djokovic contra las cuerdas, pero el número uno salió airoso con mucha calidad y se llevo el dedo a la oreja en una suerte de gesto provocador hacia el público. A continuación, Berrettini perdió su saque y llegó el triunfo final de Nole.

Esta fue la séptima vez que el serbio disputó el partido por el título en Wimbledon. En la Catedral se había consagrado previamente en 2011, 2014, 2015, 2018 y 2019. Tan solo perdió la definición de la temporada 2013 ante Andy Murray.

“Felicitaciones a Matteo, a todo su equipo y su familia. Ganar acá es el sueño más grande que tuve en mi vida. Es soñado y cuando era pequeño en Serbia no podía ni estar en un solo cuarto y hoy conseguí mi sexta victoria”, contó Djokovic tras el partido.

Comparte esta noticia