Sasha Ávila, una joven de 18 años de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires vive uno de los momentos más difíciles de su vida. La pandemia de coronavirus le quitó a cuatro integrantes de su familia y quedó sola con sus hermanos.

Todo comenzó cuando la familia de la joven se contagió de coronavirus a principios de septiembre. El 4 de septiembre falleció su abuela, el 14 su madre, el 22 su tío y el 24 su padre. A raíz de esa terrible situación decidió grabar un video para concientizar.

“Mi abuela comenzó con mucho frío y mucho dolor. Mi tío se caía y no se podía parar. Yo empecé con un dolor de cabeza tremendo, diarrea, mareos y una presión en los ojos como si se me fueran a salir, decaimiento, no me quería ni mover de la cama. Pero a mis padres les pegó más fuerte”, contó Sasha.

En su cuenta de Instagram detalla cómo fue la situación que vivió en los hospitales. Además, llamó a no minimizar el virus. “El coronavirus es algo que existe, no es un invento del Gobierno, ni de Bill Gates, ni de los Illuminati”, comenzó diciendo la joven.

“A la gente le falta oxígeno, no puede respirar por su cuenta, pero hay un montón de gente que se está muriendo pero los medios de comunicación no te dicen lo qué es ni te dicen las estadísticas correctas, porque yo he tenido coronavirus, mis hermanos también y nunca nos han hecho un hisopado”, añadió.

“¿Por qué no tiene relevancia hisoparse? No quieren gastar en nosotros, hay un montón de pobres que se están muriendo, mientras los ricos obtienen plasma y pueden salvar su vida”, sostuvo la joven.

Comparte esta noticia