La industria utilizó el 61,5% de su capacidad instalada en mayo, según informó el INDEC este miércoles. Debido al impacto de la segunda ola de Covid-19, la cifra fue inferior a la de abril y se ubicó apenas por debajo de la de mayo de 2019, cuando todavía no había pandemia.

Respecto de hace dos años, cuando la industria funcionó al 62% de su potencial máximo, solo 4 de los 12 bloques mostraron mejoras: Papel y cartón (+9,2 puntos porcentuales), Automotriz (+8,0 p.p.), Minerales no metálicos (+4,1 p.p.) y Químicos (+0,9 p.p.).

En comparación con mayo de 2020 se observó un salto positivo de 15, 1 puntos ya que dicho mes fue uno de los más críticos para la actividad económica desde que el coronavirus llegó al país.

Solo los rubros de Edición e impresión y Tabaco exhibieron bajas en términos interanuales. En el otro extremo, los principales repuntes se verificaron en Industria automotriz, Industrias metálicas básicas, Textiles, Minerales no metálicos, Refinación de petróleo y Metalmecánica.

En abril, la industria había utilizado el 63,5% de su capacidad instalada. Cabe recordar que la semana pasada el INDEC dio a conocer que en mayo la producción del sector sufrió un retroceso mensual del 5% por el aumento de contagios y el endurecimiento de las restricciones sanitarias.

De esta manera, la industria acumuló su segundo retroceso consecutivo y por primera vez en siete meses funcionó por debajo de los niveles prepandemia.

Las mayores caídas respecto del mes previo se observaron en la fabricación de Tabaco (-33,1%), Muebles y colchones (-10,1%), Prendas de vestir, cuero y calzado (-8,6%), Productos de metal (-7,7%) y Minerales no metálicos (-7,5%).

Tras la merma de mayo, los datos preliminares de junio fueron alentadores. Según un informe del Centro de Estudios para la Producción (CEP), en base al consumo de energía registrado en las fábricas, la industria habría crecido un 8% en comparación con junio de 2019.

Comparte esta noticia