Fragmentos de un avión cayeron del cielo el sábado último sobre la ciudad estadounidense de Denver cuando una aeronave que sufría una falla en el motor tuvo que regresar al aeropuerto local. Según confirmaron las autoridades, no hubo heridos en el avión ni en tierra.

En un video filmado desde el interior de la nave, en la que viajaban 231 pasajeros y 10 tripulantes, se ve el motor derecho en llamas en el ala del Boeing 777-200, mientras el avión volaba sobre un paisaje árido.

«En un momento dado pensé que íbamos a morir porque comenzamos a perder altura justo después de la explosión», dijo el pasajero David Delucia a The Denver Post, consignó la agencia AFP.

Entre las imágenes publicadas en las redes sociales hay una foto de una gran pieza circular del avión de United Airlines en un patio en Broomfield, un suburbio de Denver, en el estado de Colorado.

«El vuelo UA328 de Denver a Honolulu registró una falla en el motor poco después del despegue, regresó a salvo a Denver y fue recibido por tripulaciones de emergencia como precaución», dijo United Airlines en un comunicado.

Comparte esta noticia