La calma de la siesta santiagueña se vio alterada por un sismo de magnitud 4.3, según el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES). El epicentro se registró en San Pedro de Guasayán a las 16.40 y duró varios segundos, lo que causó temor entre los comprovincianos.

 

Comparte esta noticia