Con un gol de pelota parada al inicio mismo del partido, le permitió a Güemes quedarse con su primer triunfo en el Torneo “Carlos Tomoteo Griguol” de la Primera Nacional, al vencer por la mínima diferencia a San Martín de San Juan por 1 a 0, con un tanto convertido por Cristián Broggi.

EL JUEGO

Un primer periodo afectado por la temperatura y el clima, para el juego entre Güemes y San Martín de San Juan, donde hubo poco fútbol, pocas ideas, y sobre todo, un partido chato como común denominador.

La primera jugada terminó en gol para el equipo de Marchesi. Pelota parada en un tiro libre de Belleggia, con rosca, un solo hombre en la barrera, y Cristian Broggi se anticipó a todos para el 1-0. Simple y concreto.

Después fue otro partido. La visita tomó el protagonismo, pero lo bueno que hacía en el sector medio, no encontraba profundidad en los metros finales. Pese a todo, lo tuvieron Zacaría con un remate bajo y un cabezazo de Heredia que se fue apenas desviado.

Güemes con el resultado a su favor, jugó de contra con espacios, y también tuvo aproximaciones, pero sin convicción en los metros finales. El partido fue entrecortado, limitado en su recorrido futbolístico, por el clima, y el 1-0 no cambió en ese lapso.

En la segunda parte, se adelantó San Martín en el campo de juego, y buscó el lateral izquierda para crear sus chances, y a manera que fueron pasando los minutos, en el ida y vuelta, el local se acomodó mejor, y manejó el balón por momentos, y llegó con Carruega y con un tiro libre mal desperdiciado por Belleggia cerca del área.

El entrenador Martínez metió tres cambios en busca de mayor oxigeno en el medio campo visitante, y los ingresos de Fernández, Riveros y González le dio una mayor coordinación arriba, aunque por momentos no complicó bastante.

El local también movió el tablero de los cambios con Papa, Pizzaro y Veliz, y en cada proyección algo se insinuaba, más cuando el balón pasaba por Sebastián Carruega (el mejor jugador), que antes de los 40 minutos habilitó muy bien a Pizzaro que ingresando al área definió mal, desperdiciando la mejor chance.

Los últimos 10 minutos con adicional incluido, los sanjuaninos se fueron en busca de la igualdad, lo buscaron por las dos bandas, y crearon sus opciones pero carecieron de ideas ante una defensa que sacó todo, tanto por arriba como por abajo.

El clima fue otro con el cambio de tiempo, hubo más fútbol, los dos propusieron más, pero Güemes madrugó en el comienzo y se quedó con sus tres primeros puntos de local, ante un difícil y complicado rival, que nunca le encontró la vuelta al partido.

Comparte esta noticia