Con goles de Federico Boasso y David Romero, Güemes sigue más puntero que nunca en la Zona B de la Primera Nacional, al ganarle con mucha autoridad a Santamarina de Tandil por 2 a 1.

El partido correspondió a la fecha 14°, y el local terminó con 10 hombres por la expulsión del defensor Patricio Boolson en el primer periodo.

PRIMER TIEMPO

Güemes como siempre salió a presionar en todos lados, y antes de los 10 minutos, creó tres opciones para marcar a través de Salas, Algozino y Romero, pero la más clara la tuvo el local, en una contra perfecta, donde combinaron Michel con Juárez, cambió de frente perfecto y Valerio solo con Salvá, definió a las manos del golero visitante.

Güemes optó por atacar por la derecha, donde las subidas de Salas siempre complicaron a los defensores, y a los 15 minutos avisó Algozino, con un remate cruzado que controló Avellaneda.

La apertura de Santamarina llegó con dos errores del equipo de Pablo Martel (20´). El primero de Zárate al cometerle un foul a Valerio cerca del corner sin necesidad, y del tiro libre: Yoel Juárez la tiró con rosca, Salvá reaccionó muy tarde y lento, no había un jugador en el palo, y la pelota le entró por un costado (1-0).

Volvió a activarse Güemes, y presionó en todos lados, y en menos de tres minutos pasó al frente en el marcador. A los 33 minutos, en un rebote dentro del área grande, Federico Boasso sacó un fuerte disparo para vencer la resistencia de Avellaneda (1-1), y luego, tras un doble centro de Salas, que volvió a ganar la cuerda, centro medido, y David Romero de cabeza, estableció el merecido 2-1.

El equipo visitante creció en su juego colectivo, y también Romeo se perdió uno más, solo ante el golero local, y a los 40 minutos, Santamarina se quedó con 10 hombres por la expulsión de Patricio Boolson por doble amonestación.

Richeti metió dos cambios con los ingresos de Beltrán y Fernández, rearmó nuevamente su esquema de juego, y antes del cierre, se perdió el empate Beltrán ante un descuido defensivo.

SEGUNDO PARTE

Con un hombre de más, Güemes manejó el partido ante la desesperación de Santamarina, y se lesionó Nicolás Juárez, quien fue reemplazado por Álvaro Pavón.

El local (con uno menos), se fue adelante y Güemes le cedió la iniciativa después de los 20 minutos para salir de contra. Vega se perdió el tercero, y las imprecisiones fue el común denominador del juego.

Después de la media hora, el local fue en busca de la igualdad con mucho amor propio, teniendo al experimentado Mariano González (tiene 40 años, pero parece un pendejo) como el abanderado del equipo, y metió tres delanteros con el ingreso de Vila, y Güemes hizo su juego, hizo correr el balón para “enfriar” el partido.

El segundo periodo fue muy chato, el equipo de Pablo Martel no volvió a ser el agresivo del primer segmento, y fue más cauteloso, y el “Gaucho” volvió a llegar a los 37 minutos con un “tijera” de Vega, bien controlado por Avellaneda.

Se metió muy atrás la visita, por la misma presión del local, y peligrosamente se comprometió. Pese a eso, Santamarina no tuvo ideas, y en tiempo de descuento, se perdió nuevamente el tercero Vega, y el 2-1 no se modificó.

Gran triunfo de Güemes en su primer historial ante Santamarina, y sigue bien líder en la Zona B de la Primera Nacional.

 

Comparte esta noticia