Una noche más que agitada se vivió en el fútbol brasileño en lo que representó la última fecha del torneo local. Varios equipos tenían chances de ser campeones, como también otros de descender. El histórico Santos, cuna de Pelé y Neymar Jr., perdió la categoría por primera vez tras caer por dos a uno ante Fortaleza en su propio estadio.

Uno de los puntos fuertes de la pelea por el descenso tuvo como protagonista a Ramón Díaz, entrenador del Vasco da Gama. El ex River llegó a la institución hace pocos meses en un contexto totalmente desfavorable y logró permanecer en el Brasileirao gracias a su triunfo ante Bragantino por dos a uno en la última jornada.

Con respecto al Santos, tuvo al argentino Julio Furch como uno de sus delanteros titulares, pero no logró hacer una diferencia. El marcador lo abrió Marinho, de gran historia en el Peixe, para Fortaleza y pese al empate de Messias en la segunda mitad, el gol sobre la hora de Juan Lucero terminó con las pocas chances que le quedaban de mantenerse en primera división.

La lista de equipos que nunca descendieron en Brasil se achicó tras la caída del Santos, por lo que solo quedaron San Pablo y Flamengo en el selecto grupo. América Mineiro, Coritiba y Goiás ya habían perdido la categoría fechas atrás, por lo que tenían poco en juego.

Luego de finalizado el encuentro en el Estadio Vila Belmiro, los hinchas del conjunto blanquinegro se mostraron enojados por el resultado y se generaron hechos violentos en los alrededores del club. Por ejemplo, se prendieron fuego distintos autos, entre los que aparecía el del futbolista John Stiven Mendoza.

Por su parte, Palmeiras logró consagrarse campeón por segunda vez consecutiva tras igualar en uno ante Cruzeiro en condición de visitante. Se trata del 12vo título de su historia y es el máximo campeón del certamen, seguido justamente por Santos, con 8, en tanto que Endrick, de 17 años, alcanzó los 11 goles en la liga y batió el récord de máximo goleador menor de edad que ostentaba Neymar.

Por último, Palmeiras, Gremio, Atlético Mineiro, Flamengo, Botafogo, Bragantino, Fluminense (campeón vigente) y San Pablo (campeón de la Copa de Brasil), clasificaron a la Copa Libertadores, en tanto que Paranaense, Internacional, Fortaleza, Cuiaba, Corinthians y Cruzeiro hicieron lo propio a la Sudamericana.

 

Comparte esta noticia