Durante el mes de diciembre una familia necesitó $76.146 para no ser pobre y $32.963 para no caer en situación de indigencia, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).De esta manera, el costo de la canasta básica total (CBT) marcó un avance de 40,5% durante el 2021 y el costo de la canasta básica alimentaria (CBA) subió 45,3% a lo largo del año pasado.

La canasta básica alimentaria, que marca el umbral por debajo del cual se cae en la línea de indigencia, registró en diciembre una suba del 3,9%. En tanto la canasta básica total, que además de medir los precios de los alimentos también incluye al rubro indumentaria y servicios, registró en el último mes de 2021 un incremento de 3%.

La última medición del Indec, dada a conocer en octubre sobre datos censados durante el primer semestre del año, registró que el 40,6 % de los habitantes estaban por debajo de la línea de la pobreza, contra 40,9 % de igual período del 2020.

Dentro de esta mediación de la pobreza, el 10,7% eran indigentes frente al 10,5 % del primer semestre de 2020.

Comparte esta noticia