El Supremo Tribunal de Justicia de Entre Ríos (Stjer) rechazó el pedido de excarcelación y, subsidiariamente, el de arresto domiciliario de Nahir Galarza, la joven condenada a prisión perpetua por el crimen de su novio, Fernando Pastorizzo, cometido en 2017 en Gualeguaychú, que había sido solicitado a raíz de los casos positivos de coronavirus registrados en el penal donde está alojada, informaron hoy fuentes judiciales

El fallo, difundido hoy, fue firmado por los jueces Miguel Giorgio, Claudia Mizawak y Daniel Carubia, quienes tuvieron en cuenta un informe médico que detalla el «buen estado de salud, nutrición y aseo» de la joven, las condiciones de la unidad penal y diferentes exámenes médicos.

Los abogados defensores José Ostolaza y Pablo Sotelo habían solicitado la prisión domiciliaria con tobillera electrónica porque, según ellos, la joven «está medicada con loratadina, es alérgica y necesita un paff» para respirar, lo que «la convierte en una persona de riesgo».

«La solvencia de la interna se ve consolidada por su buen comportamiento, además del fuerte acompañamiento de su grupo familiar», apuntó la defensa, factores «esenciales para garantizar eficazmente la tutela de sus derechos a la vida e integridad física».

Por su parte, los abogados querellantes de la familia Pastorizzo, Juan Carlos Peragallo, Sebastian Arrechea; de la madre, Rubén Virué; y el procurador General, Jorge Amilcar García se opusieron al pedido.

Comparte esta noticia