El  número de personas menores de 40 años con coronavirus que debieron ser internadas en terapia intensiva superó al de grupos de mayor edad el mes pasado en Brasil. Así lo constata una investigación de la Asociación Brasileña de Medicina Intensiva (AMIB).

En concreto, la cantidad de personas de 39 años o menos hospitalizadas en unidades de cuidados intensivos por Covid-19 aumentó considerablemente en marzo y superó la barrera de los 11.000, es decir el 52,2% del total, según el Proyecto UCI. Al principio de la pandemia, esta cifra alcanzaba solo el 14,6%, y entre septiembre y febrero, el 45%.

«Antes, esta era una población que normalmente sólo desarrollaba una forma menos grave de la enfermedad y no necesitaba cuidados intensivos. Así que el aumento en este grupo de edad es muy significativo», explicó el doctor Ederlon Rezende, coordinador del proyecto, una iniciativa de AMIB.

Según Rezende, entre los factores que podrían impulsar el aumento de jóvenes hospitalizados se destacan que la mayoría de los pacientes mayores a 80 años están vacunados y la propensión de los menores de 40 ya sea porque salen de sus domicilios para trabajar o porque se creen menos vulnerables.

Los expertos también adjudican la situación a la nueva variante brasileña del virus, conocida como P1 o de Manaos, cuyas cifras sugieren que puede reinfectar a las personas que contrajeron la versión original del virus.

Brasil suma desde el comienzo de la pandemia 13.482.023 casos confirmados de coronavirus (37.017 en las últimas 24 horas), de los cuales 1.248.083 personas tienen la infección activa y 353.137 murieron por la enfermedad (1.803 en el último día), informó este domingo el Ministerio de Salud.

Comparte esta noticia