Para reforzar las medidas preventivas en el actual contexto epidemiológico, la Capital amplió la capacidad operativa para prestar el servicio diferenciado de residuos destinado a personas que se encuentran cumpliendo el aislamiento obligatorio por casos positivos de Covid – 19.

El municipio organizó a los empleados de Servicios Urbanos, afectados a los centros operativos, en dos turnos para atender de manera eficiente la demanda en todos los barrios, durante las frecuencias establecidas para la recolección, que corresponden a los días martes y sábados.

Durante el trabajo, los equipos conformados cumplen con estrictas medidas de bioseguridad, con el uso de indumentaria adecuada como mamelucos descartables, máscaras especiales, doble guantes y las mochilas sanitizantes para rociar las bolsas antes de retirarlas. También se desinfecta el camión que se utiliza durante el recorrido.

A raíz de la pandemia, la municipalidad recordó tanto para cuidar la salud de los recolectores como de los vecinos en general, se debe tener en cuenta las siguientes pautas: los residuos deben ser colocados en doble bolsa negra, la que deberá llenarse solo hasta la 3/4 parte y cerrarse con doble nudo. También deberá tener una leyenda que diga «no abrir» y la fecha de cerrado.

Se debe pulverizar la primera bolsa con una solución de agua y alcohol o lavandina diluida antes de colocarla en la segunda bolsa, que también deberá ser desinfectada. Las bolsas deberán permanecer en el domicilio por lo menos 72 horas antes de ser depositada en la vereda o en el cesto de basura.

El municipio solicitó sacar los residuos 15 minutos antes del horario en el que pasa el camión recolector, para que esté expuesto la menor cantidad de tiempo en la vía pública. Se aconsejó utilizar bolsas que soporten el peso y envolver los vidrios rotos, jeringas y objetos punzantes en diarios o cartón o bien colocarlos en una botella plástica tapada.

 

Comparte esta noticia