Manifestantes convocados por dirigentes de la oposición marcharon en rechazo a las vacunaciones contra el coronavirus fuera de protocolo en varias ciudades del país y Plaza de Mayo, donde colgaron bolsas simulando contener cadáveres con nombres de dirigentes del oficialismo, hecho que fue repudiado por el presidente Alberto Fernández y otros funcionarios.

«La forma de manifestarse en democracia no puede ser exhibir frente a la Casa Rosada bolsas mortuorias con nombres de dirigentes políticos», advirtió el jefe de Estado en Twitter, y manifestó que «esta acción lamentable solo demuestra cómo muchos opositores conciben la República».

El Presidente pidió: «No callemos ante semejante acto de barbarie»,mientras que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, escribió en la misma red social que «es peligroso para nuestra democracia que sectores de la oposición insistan en profundizar los discursos de odio» y preguntó: «¿Es odio lo único que tienen para ofrecerle a la sociedad?».

Comparte esta noticia