El Gabinete nacional deliberó este jueves nuevamente en la Casa Rosada en un encuentro en el que se analizó el desarrollo del Censo Nacional 2022, a cargo del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) y se analizaron los datos macroeconómicos que, desde hace algunos, meses muestran el descenso del desempleo y el aumento de la actividad industrial.

«Fue un encuentro extremadamente productivo en el cual cada uno de los ministros expuso sobre las prioridades de gestión. Hemos analizado el presente y todo lo que tiene que ver con un futuro cercano», expuso en conferencia de prensa el jefe de Gabinete, Juan Manzur, al formular declaraciones tras la reunión que se prolongó durante casi tres horas, en las que, además, recalcó que, «con el viento de frente, son muchas las cosas que se vienen haciendo» desde el Gobierno.

«Desde el equipo de Gobierno vamos a hacer todo para que, en este contexto difícil, primero cuidar a los sectores más vulnerables, pero también no parar esta dinámica de crecimiento que está experimentando. Con todo el viento de frente, son muchas las cosas que se vienen haciendo», subrayó Manzur en la conferencia de prensa. 

Lo acompañaban los ministros de Seguridad, Aníbal Fernández; de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus; el director del Indec, Marco Lavagna y la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti.

Manzur calificó de «tarea fenomenal» el relevamiento efectuado ayer por el Indec, al calificarlo como «un trabajo titánico».

Luego, Lavagna explicó que ahora se inicia la «etapa de cargar y recoger la información».

«Estamos empezando la etapa de supervisión sobre viviendas que pueden haber quedado, que aunque representan un universo chico en términos estadísticos, tenemos que ir a censarlas», señaló.

«Ahora sigue etapa de procesamiento de la información. A los tres meses ya se tendrán los primeros datos estimados por localidad, por sexo y cantidad de personas. Hubo 652 mil personas ayer en la calle censando, en coordinación con las provincias», destacó el funcionario.

Consultado Manzur acerca de cómo se hará para actualizar la cantidad de diputados que ingresan al Congreso por distrito, según la población que indique el nuevo censo, tal como marca la Constitución Nacional, expresó que se aguardará el «análisis final y la documentación efectiva» para establecer modificaciones en relación al criterio de representación. 

Por otro lado, el funcionario puso en relieve también que «la Argentina, el año pasado, creció más más del 10 % su PBI y esos son índices que vienen en ascenso».

«También tuvimos un descenso muy importante del nivel de desempleo, que está en un 7% y hay actividades industriales que han retomado una capacidad de puesta en marcha de su capacidad instalada en 70/80 %», apuntó.

Manzur contó además que uno de los temas considerados por los ministros en el encuentro de esta mañana fue «lo que está pasando en el contexto internacional» y puntualmente cómo el desarrollo de la guerra entre Ucrania y Rusia afecta el costo de los alimentos y la energía.

Al respecto, Filmus contó que, junto con su par de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, analizaron los avances que la empresa Bioceres y el Conicet en materia del desarrollo del trigo transgénico HB4, tolerante a la sequía, que fue recientemente aprobada Brasil, China, Australia y Nueva Zelanda.

«Se trata de una potencialidad tiene que ver con la producción, con la exportación y fundamentalmente con la capacidad de incorporación de divisas. Es un desarrollo que brinda un incremento de un 20% de la productividad y puede efectuarse en zonas en las cuales se dan fuertes procesos de estrés hídrico.

En cuanto al la suspensión del paro de la UTA que afectó el martes al transporte de pasajeros de media y larga distancia en el interior del país, Manzur consignó que el conflicto quedó «resuelto» en el marco de «las negociaciones en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Nación».

«Esperamos que en el día de hoy se está firmando y normalizando la totalidad del servicio», apuntó el jefe de Gabinete, en relación a la medida de fuerza cuya continuidad fue suspendida por la UTA a la espera de la concreción de este acuerdo.

Manzur, en otro orden, resaltó el «volumen de la magnitud de obras que hay en Argentina con una inversión fenomenal y eso también tiene que ver con cerrar brechas».

«Son obras de agua potable, de cloacas y de plantas de tratamiento de líquidos cloacales y hay también grandes obras de infraestructura, y por ejemplo solo en trenes en este tiempo hay trabajos en más de 1700 kilómetros», destacó el exgobernador de Tucumán.

Además, el ministro coordinador hizo mención al viaje de hoy del presidente Fernández a San Juan, para inaugurar viviendas, en una zona afectada por un terremoto.

«Solo en vivienda se han entregado al día de hoy casi 45 mil unidades y hay en marcha 120 mil más. Y todo esto se hizo con dificultades, en plena pandemia, con situaciones internacionales que todos conocemos, por eso el esfuerzo de gestión es realmente muy importante», aportó en relación a las políticas de hábitat que implementa el Ejecutivo.

Manzur dijo que «hay un plan de trabajo muy ambicioso en materia de seguridad» y le cedió la palabra a Aníbal Fernández, quien explicó que se trata de una acción «coordinada con las cuatro fuerzas federales (Gendarmería, Prefectura, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria) que está arrojando un resultado superlativo».

«En el delito de homicidio doloso, la Argentina tiene una situación privilegiada desde el año 2001 y 2002, cuando comenzó a bajar sistemáticamente. Tenemos un registro de 4.3 asesinatos por cada 100 mil habitantes por año. Un número muy auspicioso», ponderó Fernández.

El titular de la cartera de Seguridad resaltó además que la tarea desarrollada en Rosario, en el contexto de un trabajo interjurisdiccional entre el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti y con el intendente local, Pablo Javkin.

Por último, Manzur dijo que el ministro de Economía, Martín Guzmán, «hizo una exposición muy detallada» sobre el tema de la inflación, que tiene un impacto a nivel internacional como consecuencia de la pandemia y la guerra en Ucrania.

«La Argentina no es una isla y, en el marco de este proceso inflacionario global, una economía debilitada como la nuestra recibe un impacto mayor. Si bien viene en descenso, tenemos que redoblar los esfuerzos. Nuestra preocupación central es poder cuidar a los más pobres, a los sectores más vulnerables», observó.

En relación a la propuesta de extender los beneficios de las asignaciones, que formuló en las últimas horas el cotitular de la CGT Pablo Moyano, Manzur aseguró que el Ejecutivo «está dispuesto a evaluar todas las propuestas que sean superadoras».

«Quiero transmitir que, desde el equipo que acompaña al Presidente, vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para no parar esta dinámica de crecimiento. ¿Tenemos dificultades? Sí, y son muchas. Pero son muchas las cosas las que estamos haciendo», subrayó.

Comparte esta noticia