Marcelo Tinelli informó en las redes sociales que se tomará licencia en su cargo de presidente de San Lorenzo. El conductor televisivo y empresario había sido elegido para el puesto principal en la directiva del club de Boedo en diciembre del 2019 tras una elección récord en la que recibió más del 80% de los votos.

“Muchas veces uno cree que dando lo mejor y poniéndose las 24 horas del día a disposición del club puede lograr los objetivos planteados, pero queda claro que a veces no depende del amor, el esfuerzo o el tiempo, porque en ese caso los resultados no se dieron. Me ha pasado en este año y medio de gestión. Es por eso que he tomado una decisión difícil, dolorosa y necesaria: solicitar una licencia a mi cargo de presidente del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, con el que me han honrado los socios en la elección del 2019″, expresó en un comunicado que publicó en su perfil oficial, anunciando que será sustituido por el vicepresidente 1° Carlos Horacio Arreceygor.

“Nadie es más importante que la institución y considero que hay que aceptar la realidad con humildad y dejar espacio para que otros intente superar este mal momento que nos duele a todos”, reflexionó.

La publicación en redes sociales donde compartió el comunicado

A 72 horas del retorno de su programa ShowMatch (se estrenará el próximo lunes), Tinelli prefirió dar un paso al costado en sus tareas dentro de la institución de fútbol. Además del cargo en San Lorenzo, también es presidente de la Liga Profesional de Fútbol y tiene uno de los puestos como vicepresidente en la AFA. “En estos nueve años he puesto todo mi amor, cariño, sacrificio, dinero y tiempo para mantener a San Lorenzo siempre en lo más alto. Sin embargo, soy consciente de que el club no puede vivir de los resultados del pasado. Como todo grande exige cada día más. Y mi vuelta al programa, que me demandará entre 10 y 12 horas diarias de trabajo, impedirá que pueda dedicarme al club todo lo que requiere este duro momento”, detalló.

El empresario y conductor aseguró que toma esta determinación por “respeto a la historia” y que abandonar el cargo significa un “doloroso paso” para él.

Comparte esta noticia