Los «runners» volvieron este lunes a los parques de la Ciudad de Buenos Aires, pero con menos afluencia que el 8 de junio último, cuando la actividad física al aire libre se autorizó por primera vez durante la cuarentena y la gran concurrencia impidió mantener la distancia social recomendada para prevenir el contagio de coronavirus.

En esta nueva etapa de la cuarentena, la actividad física en la Ciudad de Buenos Aires está autorizada entre las 18 y las 10 de la mañana.

En los Bosques de Palermo, por ejemplo, la cantidad de ciclistas, corredores y caminadores que concurrieron para hacer ejercicio permitía mantener la distancia social sin dificultad.

En su cuenta de Twitter, el jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel, escribió que estuvo con los agentes del Gobierno destinados al control, llamados «concientizadores», quienes, describió, «acompañan a los vecinos para ayudarlos a cumplir con los protocolos de prevención mientras hacen actividad física. Con (la subsecretaria de Gestión Comunal), Marina Hernández les agradecimos por el trabajo que hacen en este momento donde el compromiso individual es clave para seguir avanzando».

Al Parque Centenario, otro epicentro de la actividad física porteña, también concurrió personal del Gobierno con el objetivo de recordar a los vecinos cuáles son las medidas preventivas que se deben respetar allí.

En el perímetro del Parque Centenario, las calles fueron cortadas al tránsito vehicular entre las 18 y las 10 para dar más espacio a quienes realizan actividad física. Así, quienes corren usan las calles y quienes caminan, la vereda. Además, debes circular todos en el mismo sentido.

Comparte esta noticia