Pasaron dos semanas desde que Mirtha Legrand pudo abandonar el Sanatorio Mater Dei para continuar su recuperación en su hogar. Y aunque todavía no volvió a aparecer en sus programas de eltrece -que hace más de un año quedaron en manos de su nieta, Juana Viale-, la diva asegura que no solo se encuentra muy bien, sino que tiene muchas ganas de volver a trabajar.

«Estoy mejorando de a poco. Tengo que seguir recuperándome en casa, pero estoy mejor. Gracias a toda la gente que se preocupó y el inmenso cariño que recibí en estos días», manifestó en diálogo con Primicias Ya. Su salud mantuvo en vilo a sus fanáticos durante más de 15 días. El miércoles 29 de septiembre comenzó a sentirse mal y al ver que con el paso de las horas su cuadro no mejoraba, el jueves por la mañana llamó a su médico para que la fuera a ver a su departamento de avenida Del Libertador. Luego de realizarse una serie de pruebas, el profesional consideró que era necesario que la conductora se dirigiera al Mater Dei para hacer estudios de mayor complejidad.

Así fue como fue trasladada en ambulancia, a la que se subió caminando, para ser atendida en servicio de cardiología y finalmente a las 17 la intervinieron quirúrgicamente. Pero más allá de sus dolores, la diva mantuvo el buen ánimo y estuvo al tanto del cariño de su público, algo que siempre la reconforta. Por otro lado, luego de que trascendió la noticia, el sanatorio se revolucionó porque mucha gente la quería ver.

«Lo primero que dijo mamá cuando le pusieron los stents y volvió a la unidad coronaria, fue: ‘Voy a volver a trabajar, ¿no?», reveló Marcela Tinayre en diálogo con Los ángeles de la mañana y aseguró que «Chiquita» estuvo lúcida en todo momento porque el procedimiento se llevo a cabo con anestesia local. Más allá del deseo de la diva, la conductora de Las Rubias (KZO) destacó que está convencida de que Mirtha volverá a la pantalla chica: «Está muy bien. Tiene que recuperarse, como cualquiera que pasa por ese proceso».

Mientras que Juanita contó que su abuela «está súper animada» y que cumple a rajatabla con las recomendaciones de sus médicos, motivo por el que hace diferentes ejercicios en su casa. Lo cierto es que desde el momento en el que se descompensó tanto Juana como Marcela se pusieron a disposición de «Chiquita» para acompañarla. Mientras que Nacho Viale, que estaba de viaje en Estados Unidos viajó de inmediato para poder estar con su familia.

Comparte esta noticia