Mitre empató en el último partido como local del 2021 por 1 a 1 ante Atlanta, por la fecha 33 del campeonato de la Primera Nacional.

EL PARTIDO

Mitre arrancó con todo el partido y al minuto ya ganaba. Santiago Rosales recibió un pase dentro del área por izquierda, remató, la pelota pegó en el palo y se metió pidiendo permiso para darle el 1 a 0 al local.
Tras el tanto, MItre no paró de atacar, mantuvo su intensidad y de afuera, Pugliese remató y el balón reventó el travesaño.

El partido se puso lindo y movido. Atlanta se las ingenió para atacar pese a la presión del local, pues ya no tenía otra opción debido a la desventaja. Y avisó con un cabezazo de Colombini que tapó bien el arquero Correa, que sorpresivamente fue titular en lugar de Ledesma.

Dentro de lo movido y parejo que estaba el encuentro, el local fue el que tuvo más situaciones, entre ellas dos disparos de Adrián Toloza, uno de los mejores, que se fueron cerca. Luego, tras un lindo centro de Corda, Donato anticipó de cabeza y el balón se fue besando el palo izquierdo de Rago. Antes del cierre de la etapa, el mencionado Rago le tapò un mano a mano a Rosales.

En el complemento, el juego perdió intensidad y juego, pues se hizo más luchado y friccionado, faltaban las situaciones en los primeros instantes de la etapa.

A los 22 recièn tuvo una opción el auri. Linda jugada de Pugliese, centro al área y un defensor visitante casi la mete en contra.

Atlanta intentó atacar con sus hombres desequilibrantes pero carecía de ideas y abusaba de centros que eran bien resueltos por los defensores locales.

A los 31, cuando pasaba poco en el juego, Atlanta llegó al empate. El local que había retrasado sus lineas, defendió mal y Colombini aprovecho un rebote en el área para poner las cosas 1 a 1. El delantero gritó el gol frente a los hinchas y Zamponi lo fue a buscar en plena celebración, por lo que ambos terminaron amonestados.

El juego cambió, el elenco del 8 de Abril se fue hacia adelante con mucho empuje y Rosales estuvo muy cerca tras un centro de Torres, pero Rago apareció para ahogarle el grito de gol.

No hubo tiempo para más, Mitre no lo supo aguantar y terminó masticando bronca, y Atlanta lo empató porque se despertó en el segundo tiempo.

Comparte esta noticia