El exgobernador de Santa Fe y diputado provincial Miguel Lifschitz murió este domingo a los 65 años como consecuencia de un cuadro de Covid-19 por el que estaba internado desde el pasado 19 de abril.

Lifschitz se había sometido a un hisopado el 11 de abril que dio positivo para coronavirus. Apenas una semana más tarde, fue ingresado en una clínica de Rosario por complicaciones derivadas de la enfermedad.
Desde entones, el dirigente socialista permaneció internado, y su salud se agravó hasta provocarle la muerte. En las horas previas, se encontraba en «estado crítico», con asistencia respiratoria mecánica.

Ingeniero civil de profesión, Lifschitz fue un destacado dirigente del Partido Socialista. Entre 2015 y 2019 gobernó Santa Fe, cargo al que llegó de la mano del Frente Cívico Progresista y Social, sucediendo a su compañero de espacio Antonio Bonfatti.

Luego, al culminar su mandato, en 2019, apoyó el regreso de Bonfatti a la gobernación, hecho que no sucedió ya que en las elecciones de la provincia se impuso el peronista y actual gobernador santafesino, Omar Perotti.

Sin embargo, Lifschitz accedió a una banca de la Legislatura samtafesina, cargo que ocupó hasta su muerte. Antes de acceder a la gobernación, había sido intendente de Rosario en el 2003 y el 2011.

Tras conocerse el deceso del dirigente socialista, el gobierno de Santa Fe decretó 48 horas de duelo. A través del Decreto 459, que lleva la rúbrica del gobernador Perotti, se dispuso que la Bandera Nacional y de la Provincia de Santa Fe, permanezcan a media asta en todos los edificios públicos provinciales durante el período de duelo.

La muerte del ingeniero conmocionó al arco político del país. Desde el presidente, Alberto Fernández, hasta su antecesor, Mauricio Macri, pasando por Cristina Fernández de Kirchner y Patricia Bullrich, entre otras figuras, las despedidas se multiplicaron en las redes sociales.
«Con enorme pesar, estando en Lisboa, supe de la muerte de Miguel Lifschitz. Fue un hombre íntegro que puso todo su esfuerzo en favor del progreso de su querida Santa Fe. Reciban sus seres queridos el profundo pesar de alguien que lo ha estimado y respetado honestamente», escribió Fernández durante su gira europea.

En tanto, Mauricio Macri, quien está en EEUU, donde en las últimas horas se vacunó contra el Covid-19, dijo: «Lamento el fallecimiento de Miguel Lifschitz. Siendo presidente y él gobernador de Santa Fe pudimos compartir varios encuentros para trabajar en conjunto y logramos muchos avances a pesar de no pertenecer al mismo espacio político. Mis condolencias a su familia y amigos.

El 26 de junio del año pasado, la muerte del también exgobernador santafesino Hermes Binner había generado pésame en el ambiente político. Binner había sido el primer mandatario socialista electo en la provincia y dirigió los destinos del distrito entre 2007 y 2011.

Comparte esta noticia