Un misterioso monolito de metal, similar a los que habían aparecido en el Estado estadounidense de Utah y en Rumanía, fue descubierto en una playa de la británica Isla de Wight, situada en el sur de Inglaterra y en una reserva natural de la provincia de Frisia al norte de Países Bajos.

Varios testigos relataron a medios británicos que descubrieron el extraño bloque metálico en la playa de Compton, en la costa oeste de la isla, durante el fin de semana, y proporcionaron fotos para respaldarlo. Alexia Fishwick, residente en la isla, explicó a la agencia de noticias local PA que había hecho «por casualidad» este descubrimiento «verdaderamente mágico».

«Mucha gente no se dio cuenta» de su presencia, dijo, explicando que había oído hablar de monolitos similares descubiertos en las últimas semanas en una colina de Rumanía y en un desierto del oeste de Estados Unidos. Lee Peckham, un abogado que vive en la Isla de Wight, vio la estructura el domingo por la tarde. «Lo vi y me pregunté qué era ¡es muy extraño verlo en la playa!», relató. «Me preguntaba quién lo puso ahí y por qué», agregó.

En el caso de los Países Bajos tampoco se sabe quién instaló la columna metálica ni cuánto tiempo ha estado en ese lugar y no se han encontrado huellas de pisadas cerca del pilar, según informó la televisión regional Omrop Fryslan y recoge la cadena pública neerlandesa NOS.

Al contrario de los monolitos localizados en otras partes del mundo, el material del que está hecho el encontrado en Países Bajos no es brillante, sino mate, y los medios locales especulan con que sea un truco publicitario de cara al Año Nuevo.

Comparte esta noticia