En un duelo correspondiente a la segunda jornada de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022, las selecciones de Venezuela y Paraguay se enfrentan en el Estadio Metropolitano de Mérida con sed de victoria. Ambas vienen de un estreno poco feliz y aspiran a cerrar con una alegría en el inicio del camino a la próxima Copa del Mundo.

La primera de peligro fue para el visitante, cuando Gastón Gímenez probó con un potente zurdazo de media distancia que pocos esperaban y estrelló su disparo al travesaño, ante la sorpresa del arquero Wuilker Faríñez. Más allá de ella acción, el equipo albirrojo se mostró más seguro con el balón y se plantó bien arriba en la cancha.

Tanto es así que sus laterales llegaron en varias oportunidades a posición de ataque y complicaron a la selección de Venezuela que se mostró extrañamente imprecisa y hasta desordenada por momentos, sin lugar para el juego asociado y la creatividad en ataque.

A los 24 minutos, Ángel Romero tuvo la suya con un tiro libre espectacular desde la derecha por arriba de la barrera que Faríñez despejó al córner con una volada fantástica.

La más clara para el local fue también de pelota parada. Rómulo Otero se hizo cargo de una ejecución que parecía adecuada para un centro, por la distancia con respecto al arco, pero el jugador del Corinthians optó por un disparo con rosca que hizo sonar el travesaño y casi se clava en un ángulo.

En el complemento, la tónica del partido no cambió y al minuto, Paraguay se encontró con una oportunidad inmejorable cuando Darío Lezcano aguantó de espaldas al arco en el área y se apoyó en Cubas. El ex Boca, no dudó y de primera con un remate a colocar al segundo palo exigió a Faríñez, que volvió a responder y salvó a su equipo.

El juego entró en una meseta debido a que el local se replegó en el fondo y el conjunto visitante no encontraba los caminos, pero a los 19 minutos llegó una falsa emoción para Venezuela. Un córner corto, desconcentró a la defensa albirroja y Yangel Herrera, de cabeza festejó lo que era el 1 a 0. Sin embargo, el VAR llamó al árbitro para que revise la acción en la cabina porque el balón había pegado en el brazo del artillero de la noche. Tras más de cuatro minutos, Andrés Rojas anuló la acción y todo siguió 0 a 0.

En una acción similar, a través de un centro de Machís, fue el centrodelantero Cordova el que pareció en el segundo palo, pero su cabezazo fue rechazado por Anthony Silva, que a puro reflejo la mandó al tiro de esquina.

Cuando parecía que ambos equipos abandonaban las aspiraciones por ganar, Alberto Espínola pasó al ataque aprovechando un huevo en el sector derecho, se metió en el área y con la vieja fórmula del centro atrás, asistió a Giménez. El ex Vélez, remató de primera y venció por fin a Faríñez para establecer el 1 a 0.

La Albirroja que dirige Eduardo Toto Berizzo busca reponerse el empate ante Perú en Asunción y también vengarse de la derrota que le endosó la Vinotinto en el último partido del camino a Rusia 2018, que le dejó fuera de aquel mundial. También es tiempo de revancha también para el equipo de José Peseiro, que viene de caer en la primera jornada ante Colombia en Barranquilla.

En el estreno se vio que el elenco venezolano extraña a Salomón Rondón, máximo goleador del equipo, ya no entró en la convocatorio porque el Dalian Pro de China se negó a cederlo por temor al COVID-19. Para este partido también sigue en duda Mikel Villanueva, que sufrió una lesión en el último entrenamiento antes del primer partido y no se sabrá si está disponible hasta el último momento.

Por su parte, a Paraguay se le escurrieron entre los dedos los tres puntos de la primera jornada tras varios errores defensivos e intentará remontar vuelo para llegar a ilusionarse con la clasificación a Qatar 2022.

Igualmente saben que no es un obstáculo sencillo. Ángel Romero, que firmó el jueves los dos goles paraguayos ante Perú, consideró que es un partido “durísimo”. El mediocampista Gastón Giménez también aseguró antes de partir a la ciudad andina de Mérida, sede del duelo, que “ya no es la Venezuela que era antes”, pues ahora no es la cenicienta suramericana.

La última vez que se enfrentaron en este contexto fue cuando Venezuela, sin posibilidad alguna de clasificarse a Rusia 2018, truncó el sueño de Paraguay con una victoria en Asunción (0-1) en la última jornada de las últimas Eliminatorias. Quedará por ver si el equipo de Berizzo supera ese fantasma.

Comparte esta noticia