El ministro de Educación, Nicolás Trotta, anunció hoy que el Gobierno trabaja para convocar «a mediados de este mes» a la paritaria nacional docente para que entre las provincias, los gremios y las autoridades nacionales se llegue a «un acuerdo salarial que permita recuperar la capacidad adquisitiva de los maestros».

En el mismo sentido, el titular de la cartera educativa nacional explicó que los temas a discutir contemplan una «agenda amplia» que tiene que ver con «poner a los maestros y maestras en el centro de la escena, dándoles el rol y el desafío principal de acompañar este proceso de cambio que afronta el país».

«Estamos trabajando para convocar la paritaria nacional a mediados de mes. Venimos conversando con las jurisdicciones y las organizaciones sindicales para discutir no sólo salarios sino para volver a discutir la paritaria en términos pedagógicos», señaló Trotta en declaraciones a radio La Red.

La decisión del presidente Alberto Fernández ahora es llamar a una paritaria nacional que tendrá ciertas limitaciones por la misma situación de fragilidad fiscal en que están las cuentas del Estado. Se evalúa establecer una suma fija de aumento salarial que podrá ser refrendada porcentualmente pero que tomará como referencia una inflación proyectada del 9% para el primer trimestre y del 6% aproximadamente para el segundo trimestre. De esta manera, se estima que el incremento sería del orden del 15% promedio que, al ser una suma fija, impactará en mayor medida en los salarios más bajos que en los más elevados de la docencia.

Por otra parte, el ministro de Educación y el jefe de Gabinete ya adelantaron a los gremios que el Gobierno no aceptará incluir en la paritaria una “cláusula gatillo” de indexación automática de los salarios en función de la inflación.

En el Gobierno evalúan un eventual aumento del Fondo de Incentivo Docente que hoy de unos 25.000 millones de pesos anuales. Se estima que de ese fondo van unos $1.400 por docentes.

El funcionario agregó que se trata de una «agenda central muy amplia, que se tiene que debatir con los maestros y las maestras de todo el país».

Consultado sobre si habrá un ‘piso salarial’, el funcionario respondió que «el objetivo es garantizar un piso en todas las provincias y esto requiere de la comprensión de que en las 24 provincias hay realidades fiscales muy distintas».

«Hoy el piso salarial es de 20.250 pesos por maestros y maestras por cada cargo docente, pero hay una realidad muy dispar según la región de Argentina y hay que garantizar un salario justo», puntualizó el ministro.

Asimismo, remarcó que «también es fundamental que los maestros se sientan protagonistas de un espacio central en este desafío que tenemos de que el 2 de marzo todos los alumnos estén en clase junto con los docentes».

En tanto, Trotta aseguró que el gobierno nacional pondrá a disposición «todas las herramientas de las que disponga», entre las que citó «el incentivo docente o el fondo compensador para fortalecer el salario».

«Es un compromiso de nuestro gobierno a partir del abandono de los últimos cuatro años de la gestión de Mauricio Macri», finalizó.

Comparte esta noticia